Laboratorios

Abbott pagará 2.900 millones por su rival Kos

Los laboratorios estadounidenses Abbott han llegado a un acuerdo para adquirir su competidora Kos Pharmaceuticals, por la que pagarán 3.700 millones de dólares (más de 2.900 millones de euros).

Con la operación, los laboratorios Abbott pretenden incrementar su presencia en el segmento de los medicamentos para combatir el colesterol. Un mercado que mueve unos 20.000 millones de dólares al año, según explicó la farmacéutica estadounidense en un comunicado.

Abbott, que tiene su sede en el Estado de Illinois, pagará en efectivo 78 dólares por cada título de Kos, lo que representa un incremento del 56% respecto al cierre en Bolsa del pasado viernes. Tras conocerse la operación, los títulos de Kos se dispararon en Bolsa, apuntándose una subida del 54%.

Además, de especializarse en los medicamentos contra el colesterol, Kos también desarrolla tratamientos para dolencias cardiovasculares, metabólicas y problemas respiratorios. Entre los principales productos que elabora la compañía está Niaspan, que muchos investigadores consideran uno de los principales medicamentos de cara al futuro, en cuanto al tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Las ventas de Niaspan se han beneficiado de los estudios que apuntan que el incremento del denominado colesterol bueno reduce el riesgo de padecer ataques cardiovasculares.

En el segundo trimestre del año, las ventas de este medicamento se incrementaron un 24% hasta un total de 131 millones de dólares.

'Kos Pharmaceuticals se ajusta de manera excelente a Abbott, tanto científica como comercialmente', reconocía ayer, Miles D. White, presidente y consejero delegado de Abbott. 'Esta adquisición expande nuestra presencia en los tratamientos contra el colesterol', señaló White, 'y complementa nuestras existencias comerciales de investigación y desarrollo'.

Por su parte, el presidente y consejero de Kos, Adrian Adams, aseguró que desde su fundación en 1988, la compañía ha liderado el mercado de los medicamentos para mantener altos los niveles de lipoproteínas de alta densidad (conocido como colesterol bueno o HDL en sus siglas en inglés). 'Esta es una oportunidad para llegar a formar parte de otra organización con un rápido crecimiento, como Abbott, con una amplia experiencia y recursos adicionales', señaló Adrian Adams. Kos Pharmaceuticals está controlada por la familia de su fundador y presidente emérito Michael Jaharis, que controla 24,5 millones de títulos de la compañía, lo que representa el 52% del capital de los laboratorios.

Con esta adquisición, los ingresos por acción de Abbott en 2007, se incrementarán entre 0,02 y 0,03 euros.