Incremento

Telecom Italia sorprende con un alza en el beneficio y con una posible venta de Brasil

Los analistas apostaban por una caída en el beneficio trimestral de Telecom Italia y por un silencio sepulcral sobre planes de futuro o desinversiones. Y se equivocaron. El resultado neto de la operadora italiana se incrementó un 3,5%, hasta 880 millones de euros, gracias al aumento de las ventas y a la captación de nuevos clientes en internet y móvil. Con todo, esta subida no ha logrado compensar las caídas de los trimestres anteriores, así que el acumulado de los nueve primeros meses del año registra un retroceso del 9,5%.

La otra sorpresa del día fue el anuncio de que se está estudiando la venta de la filial de telefonía móvil en Brasil. 'En vista de una muy reciente y no solicitada propuesta de compra, el consejo ha encomendado a los ejecutivos' la negociación de esta posibilidad, aseguró la compañía en un comunicado. La operadora no desveló quiénes son los ofertantes, pero sí se mostró muy proclive a la desinversión. A pesar de que esta operación no estaba sobre la mesa -al contrario que la venta de la división brasileña de telefonía fija-, Telecom Italia está realmente necesitada de ingresos para reducir su deuda y financiar su plan de negocio. Puesto que la colocación de Telecom Italia Mobile está fuera de escena -el intento de hacerlo le costó el puesto al último presidente de la operadora-, la filial brasileña es una buena fórmula alternativa.

A la espera de esta venta, los buenos resultados del tercer trimestre han permitido a Telecom Italia avanzar algo en el recorte de la deuda. Ha pasado de 41.300 millones a 39.500 millones, con el objetivo de quedarse en 38.000 millones a cierre de año.