Retraso

FCC y Caja Madrid aplazan a 2007 el desarrollo del nuevo grupo de infraestructuras

El cuarto grupo de autopistas del país no despegará con plena capacidad operativa hasta el próximo año. Sus accionistas, FCC y Caja Madrid, tienen que finalizar el traspaso de activos al holding compartido. Como consecuencia, ambos evitan apuntarse la deuda proporcional este año.

No tiene aún nombre, porque el de Alborada se ha desechado por su escasa evocación del sector de infraestructuras. Pero el holding que crearán FCC y su socio Caja Madrid dará un paso crucial ya que este mes se constituirá por fin societariamente. O al menos ésa es la última previsión de los accionistas que tenían pendiente el trámite desde que en junio se difundió el proyecto.

Sin embargo, no será hasta el próximo año cuando el traspaso de las 24 concesiones de autopistas, ferrocarril y aeropuertos que aportan en conjunto los dos propietarios haya finalizado. La cuestión es de trámite, pero lleva su tiempo. Hay que pedir a cada una de las administraciones concedentes (las que en su día adjudicaron las diferentes infraestructuras a la constructora y a la caja, respectivamente) que autoricen como nuevo dueño al holding compartido al 50% entre FCC y Caja Madrid.

'Por rápido que lo hagamos, no podremos aportarlas al final del año', explican fuentes de los accionistas. De esta forma, primero echará a rodar una mínima estructura societaria pero el funcionamiento operativo, con todos los activos traspasados, tendrá que esperar al próximo ejercicio.

FCC 10,60 -1,12%

Gracias a ello, además, los dos socios no tendrán que apuntarse este año la deuda que acarreará el nuevo holding. Ninguno de los dos quiere penalizar la foto de las cuentas y del balance proporcional, sobre todo porque aún falta el socio que tendría el 20% de la nueva sociedad. También pesa el hecho de que la nueva normativa contable penaliza a las concesiones nuevas y queda por ver si el hecho de cambiar de dueño las lleva a este estadio.

El retraso en la anotación proporcional beneficia más a la caja que preside Miguel Blesa (consejero en la constructora desde junio) ya que es la que menos concesiones aporta (ocho frente a 21 de FCC, en principio) y la que más capital debe poner al principio, 410 millones, según el cálculo inicial. Aunque ambos tendrán que inyectar en conjunto 1.800 millones en los próximos años para dar tamaño al cuarto grupo de infraestructuras, por detrás de Abertis, Cintra y la nueva Itinere que Sacyr quiere crear fusionándola con Europistas.