Ivan Nyssen

'Somos optimistas para la Bolsa de cara al próximo año'

Capital@Work, compañía europea de gestión de activos independiente, celebró en Madrid hace unos días su quinto aniversario en España. Su consejero delegado, Ivan Nyssen, repasó la trayectoria de la compañía y algunos temas de actualidad en el mundo de la gestión.

¿Cuál es la trayectoria de la empresa?

Capital@Work fue fundada en Bélgica en 1990 y en la actualidad tiene ocho oficinas en Europa en las que trabajan cerca de 100 personas, de las que 25 se dedican al análisis y gestión de más de 2.300 millones de euros. Las características principales que diferencian a nuestra compañía son que se dedica exclusivamente a la gestión de activos, su total independencia y el hecho de ser una de las pocas empresas europeas de este tipo.

Cómo definen su estilo de gestión?

Somos vistos como gestores de estilo valor. Nuestros gestores compran acciones que consideran están por debajo de su valor intrínseco, siempre pensando desde los intereses del accionista y con una perspectiva a largo plazo. Un buen ejemplo es el fondo Contrarian@Work, que desde su lanzamiento en septiembre de 1998 tiene una rentabilidad anual del 12,8%.

¿Cuál es su visión para la renta variable el próximo año?

Nosotros éramos optimistas para este año y lo seguimos siendo para el siguiente. Nuestra visión es que la inflación no es un problema estructural y las compañías están consiguiendo grandes beneficios. Inflación controlada más tipos de interés bajos siempre ha sido un buen cóctel para las Bolsas. Mientras esto se mantenga no vemos problemas y ello se refleja en la posición agresiva de nuestros fondos, en particular en compañías industriales globales.

Algunos piensan que las acciones de crecimiento van a tomar el relevo de las de valor en cuanto a mejores rendimientos.

La realidad es que no es fácil distinguir entre acciones crecimiento y valor. Es bastante común que acciones definidas como valor se conviertan en acciones crecimiento. Lo que sí evitamos nosotros es tener compañías tecnológicas, como de las de internet o las que comienzan su andadura. Pensamos que la verdadera alta tecnología se encuentra en empresas industriales, como puedan ser las que desarrollan tecnología para la extracción de petróleo a grandes profundidades.