Cataluña

Principio de acuerdo para que Montilla presida la Generalitat

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, anunció ayer que el Partido Socialista de Cataluña (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa Verds (ICV) han logrado un principio de un acuerdo para reeditar el tripartito. Según el pacto, la presidencia de la Generalitat sería para José Montilla y el líder de ERC ocuparía una vicepresidencia.

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, señaló ayer en rueda de prensa la apuesta de los republicanos por 'un gobierno de entendimiento con el PSC e ICV-EUiA', dando así 'una nueva oportunidad para aplicar políticas serenas, constructivas y estables'. El propio Carod comunicó personalmente la decisión al líder de CiU, Artur Mas, en una conversación telefónica.

Carod señaló que está prevista para hoy una reunión con el presidenciable del PSC, José Montilla, y el líder de ICV, Joan Saura, a partir de la que se concretarán los 'detalles de arquitectura gubernamental'.

Sin embargo, fuentes cercanas a la negociación señalaron a Efe que, según el principio de acuerdo, la presidencia de la Generalitat sería para el socialista José Montilla, y el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, podría ocupar una de las dos vicepresidencias.

Carod Rovira afirmó que no se ha entrado a discutir la existencia o no de una conselleria primera, aunque otras fuentes aseguran que desaperecerá, y se limitó a señalar que el gobierno tendrá una 'arquitectura diferente' donde 'lo que está claro' es que él ocupará la segunda responsabilidad política en el Ejecutivo, sin concretar la fórmula. El objetivo es, según Carod, llegar a un acuerdo 'cuanto antes mejor' para 'tranquilizar a la sociedad'.

La opción de ERC también tiene en cuenta que CiU, la fuerza que obtuvo más escaños, buscaba el pacto con el PSC, 'igual que el PSOE y el Gobierno español, igual que dirigentes del PP y del PSOE', dijo Carod. Por su lado, el líder de la coalición ICV-EUiA, Joan Saura, se felicitó por el acuerdo con PSC y ERC para formar gobierno, 'ya que responde al objetivo que se había marcado la formación de conseguir la reedición del gobierno de izquierdas'.

ICV-EUiA añadió que la concreción del acuerdo, desde el punto de vista 'político, programático y de estructura de gobierno', se negociará 'en las próximas horas, con el objetivo de darle la máxima celeridad'.

Convergencia retirará su apoyo a Zapatero

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, advirtió ayer de que si se concreta un nuevo gobierno tripartito su formación no tendría 'motivo alguno' para apoyar al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en lo que queda de legislatura, 'excepto en los casos de leyes concretas que pudiéramos entender'.

Duran aseguró en declaraciones a Onda Cero -producida antes de que se conociese la noticia a última hora de ayer- que la negativa del presidente de los socialistas catalanes a formar gobierno con CiU empeoraría las relaciones entre el partido que lidera Artur Mas y el PSOE, pues 'CiU no podría tener la misma actitud'.

'En el supuesto de que los socialistas impidieran que CiU accediera al Gobierno o volvieran a reeditar el tripartito, no habría motivo alguno para apoyar al Ejecutivo' de Rodríguez Zapatero. 'Un apoyo político no lo podríamos ejercer de aquí al final de la legislatura', subrayó.

En el momento de hacer las declaraciones, Duran i Lleida se mostraba optimista acerca de la posibilidad de que hubiese un acuerdo con el PSC. Y eso, a pesar de que Montilla ya había descartado el viernes en la reunión que mantuvo con Artur Mas que se pueda dar un acuerdo de gobierno con el partido nacionalista.

En cualquier caso, Duran recordó que el PSC deberá antes ponerse de acuerdo con ICV-EUiA y Esquerra Republicana, formación que, asegura, opta 'preferentemente' por el tripartito, como se pudo comprobar ayer.

El dirigente de CiU señaló además que el tripartito en la anterior legislatura 'falló todo y volverá a fallar' y que si se repite, pese a que pudieran ser distintas personas, el problema radica en que son tres proyectos muy distintos y, por tanto, 'incapaces' de crear un proyecto común de gobierno.