Finanzas

Espírito Santo critica por "exagerado" el registro policial

La Operación Suéter, que el jueves llevó al registro de varias sedes del banco Espírito Santo (BES) en España, ha logrado 'la desarticulación' de una trama de sociedades presuntamente creadas para evadir impuestos, según la Guardia Civil. La entidad lusa considera la actuación judicial, autorizada por el magistrado Baltasar Garzón, como 'desproporcionada'.

La trama económica desmantelada tenía como finalidad ocultar el origen de abultados fondos depositados en cuentas corrientes, según informó el viernes la Guardia Civil. El capital era extraído de España a través de un entramado de cuentas cuyos titulares eran sociedades tipo trust a través de la filial del BES en la isla portuguesa de Madeira.

Durante la denominada operación suéter se han embargado cuentas bancarias por un importe superior a 1.800 millones de euros, según la Guardia Civil.

El Espírito Santo, cuyas sedes en Madrid y Barcelona fueron registradas, ha tachado de 'desproporcionada' la intervención judicial -participaron más de 100 agentes-, y considera que ha causado 'una innecesaria confusión en la opinión pública'.

El banco luso también ha aclarado que 'únicamente se han bloqueado cuentas de clientes por valor de 5,5 millones de euros'.

El banco francés BNP Paribas, la aseguradora Cahispa y la sociedad Cartera Meridional, cuyas sedes también fueron registradas el jueves, aseguran que ninguna de sus cuentas ha sido bloqueada. La entidad gala está siendo investigada para 'averiguar el origen y canalización' de los fondos.

Las cuentas corrientes y depósitos sospechosos están vinculados a Cahispa y a algunos de sus empleados y directivos, que serían los responsables de su gestión, señala la Guardia Civil. Tras la circulación del capital por una maraña de sociedades instrumentales en varios países, volvía a España, pero ya a nombre de sociedades no residentes en territorio nacional. Estas empresas habrían sido creadas por una filial del Banco Espírito Santo en Madeira, cuyo titular era distinto del banco.

Portugal se ofrece a investigar al BES en Madeira

Las pesquisas para investigar una trama de empresas creadas, presuntamente, para blanquear dinero y evadir impuestos, se desarrollan también fuera de España. Miembros de la Fiscalía Anticorrupción están tras la pista de varias sociedades en Francia, Luxemburgo, Irlanda y la región autónoma portuguesa de Madeira. Las autoridades lusas ya se han puesto a disposición del juez Garzón para indagar en la sucursal del Espírito Santo en Madeira, una plaza considerada por algunos organismos como un paraíso fiscal. La filial de Madeira ya fue investigada en octubre por las autoridades lusas, también por un posible delito de evasión fiscal y blanqueo de capitales. Esta operación permanece abierta.