Junta de accionistas

El dueño de Autostrade convoca junta para aprobar una demanda contra Prodi

El consejo de Schemaventotto, el holding a través del cual la familia Benetton controla el grupo de autopistas italiano Autostrade, ha convocado una junta de accionistas el día 23 para pedir que aprueben una demanda contra el Gobierno de Romano Prodi por daños y perjuicios al obstaculizar la fusión con la española Abertis (de ACS y La Caixa).

Sería la segunda demanda porque Schemaventotto ha llevado a los tribunales a la agencia estatal de carreteras (Anas). La decisión del consejo se ha producido después de escuchar a los asesores legales, que consideran ilegítimo y anticonstitucional el artículo 12 del decreto ley 262 aprobado por el Gobierno. Estiman, además, que daña a Autostrade, a sus accionistas y a los propietarios de obligaciones de la empresa. El citado artículo anula 'la relación concesionaria' establecida de 1997 a 2038, 'que fue la base de la privatización de Autostrade'. También 'impide' a Schemaventotto la gestión de la concesionaria y 'hace imposible la financiación a largo plazo de las obras de modernización de la red'.

Por otro lado, Abertis está atenta a las condiciones de la privatización de la gestora portuguesa Aeropuertos y Navegación Aérea para decidir si concurre a la venta o a la concesión, según fuentes del grupo.