Turismo

Fuerte Hoteles amplía su negocio en el Caribe y en turismo residencial

Fuerte Hoteles, segunda cadena andaluza del sector con siete establecimientos abiertos, seguirá creciendo en el Caribe con un futuro proyecto en Jamaica que se sumará al que ya explota en la Riviera Maya mexicana. Con más de 30 millones anuales en nuevos complejos, acaba de entrar en turismo residencial y se ha volcado en internet en el segmento de turismo familiar.

Fuerte Hoteles, la empresa familiar sólo superada en Andalucía por Hoteles Playa, mantiene sus prioridades de crecimiento en Andalucía y el Caribe impulsando su concepto de hoteles ecológicos enclavados en parajes naturales de excepción.

La cadena dirigida por José Luque, hijo de uno de los pioneros en el desarrollo turístico de la Costa del Sol en 1957, tiene ya operativos siete hoteles de cuatro estrellas, a los que se sumarán un nuevo establecimiento en la costa de Granada, una primera promoción residencial en Torrox (Málaga) y un futuro hotel en Jamaica, donde se ultima un nuevo proyecto. También se han localizado emplazamientos en México y República Dominicana.

La empresa, que promueve, construye y explota todos sus establecimientos, se volcará así en el Caribe en busca del codiciado turismo estadounidense, a la vista de la dura competencia del Mediterráneo.

En Andalucía, la meta de Luque es salvar la estacionalidad de sus hoteles de playa, especialmente en Huelva. Prevé atraer a los europeos con el golf mediante acuerdos con los principales touroperadores.

Fuerte Hoteles, que facturó el pasado año 42 millones de euros y prevé cerrar este ejercicio con 50 millones, fue una de las primeras empresas que confió en internet para captar a clientes y promocionar su marca. En estos momentos, esta apuesta por las tecnologías es considerada estratégica por la empresa, aunque también se está especializando en adaptar sus hoteles a las familias.

La cadena, que inició su política de expansión hace cuatro años, invierte desde entonces unos 30 millones anuales. En cinco años, su inversión se habrá elevado a 80 millones de euros. Con más de 800 empleados, dispone de dos hoteles en Marbella, dos en Conil (Cádiz), otro en Huelva, uno más en la sierra de Grazalena, además del que explota en el Caribe.

Establecimientos ecológicos ubicados en parajes naturales

José Luque entiende que el sector hotelero tiene que ser respetuoso con el medio ambiente, por lo que ha acuñado el término de 'ecológico' para definir sus hoteles, siempre enclavados en las cercanías de parajes naturales. El hotel Fuerte El Rompido, en Huelva, ha sido la última de sus aperturas, en 2005. Ubicado cerca de Cartaya y Lepe, en la zona del litoral onubense menos explotada, se ha construido junto a las Marismas del Río Piedra, frente a una isla natural de playas vírgenes. Al pie del hotel, un pequeño barco, cuyo pasaje se incluye en el precio de la habitación, cubre este pequeño trayecto, salpicado de un frondoso paisaje de pinos y sugerentes campos de golf.