Inmobiliaria

Nozar acumula plusvalías latentes en suelo superiores a 500 millones de euros

La inmobiliaria Nozar, controlada por la familia Nozaleda, acumula plusvalías latentes de 500 millones de euros, según recogen las cuentas de la compañía correspondientes al pasado ejercicio. En 2005, las empresa ganó 78 millones, 6,7 veces más que el año anterior.

El mercado inmobiliario sigue viento en popa y las compañías del sector así lo reflejan en sus cuentas de resultados. Nozar, la inmobiliaria de la familia Nozaleda, cerró en 2005 un ejercicio brillante. A falta de conocer los resultados del grupo consolidado, sólo la matriz ganó 78 millones de euros, frente a los 11,6 millones el años anterior, mientras la cifra de negocio ascendió a 443 millones de euros, el 50% más. La rentabilidad sobre recursos propios de la inmobiliaria subió un 63% y respecto a la cifra de negocio el incremento fue del 18%.

La compañía señala que los activos del grupo, en un año, han subido un 19%, los fondos propios un 63% y la cifra de negocio se ha triplicado.

La empresa indica que las últimas tasaciones realizadas muestran que existían, hasta marzo de este año, unas plusvalías latentes superiores a los 500 millones de euros, cuando el valor contable de las existencias asciende a 1.164 millones de euros, que representan, según la compañía, el 66% de los activos totales.

Los buenos resultados han llevado a la familia Nozaleda a diversificar su actividad y a tomar participaciones en diversas empresas. Así, se ha convertido en el segundo accionista de Inmocaral, la inmobiliaria de Luis Portillo que acaba de cerrar la compra de Colonial. También ha duplicado su participación en Astroc hasta alcanzar el 10% del capital, según han confirmado fuentes de la inmobiliaria, y ha comprado al grupo de alimentación Natra una participación del 5% en su filial biotecnológica Natraceutical. Las tres participaciones tienen en estos momentos un valor de mercado de 952 millones de euros y son una prueba de la enorme liquidez de que dispone el grupo inmobiliario.

Nozar es uno de los principales grupos promotores madrileños. Además es la propietaria del 100% de Aguas de Panticosa, la sociedad que gestiona y explota el balneario de Panticosa en Huesca. Cerca del resort, el grupo cuenta con el hotel de cuatro estrellas Margas Hotel y un campo de golf de 18 hoyos. La diversificación de la inmobiliaria en el sector turístico se completa con la adquisición en 2004 del 90% de la estación de esquí Boí Taüll, en Lérida. Nozar ha registrado ya una marca, Esencia Hoteles y Resorts para el sector hotelero, aunque todavía no ha comenzado a utilizarla. Será una marca paraguas, han explicado fuentes de la compañía. La marca se utilizará tanto para hoteles de playa como urbanos pero con una característica común de imagen de excelencia.

Dentro del grupo, también se encuentra la bodega de vinos de Somontano Enate, cuya cabecera es la sociedad Vinos y Crianzas Alto Aragón. Los Nozaleda también tiene una bodega con la familia Masaveu en Ribera del Duero, son propietarios de la empresa de alimentación Marcos Salamanca y de la láctea de Ciudad Real, Quesos El Valle. Controlan también el 19% de Flex y el 60% de la empresa de distribución aragonesa Galerías Primero.