Inmobiliario

El 42% de la renta se destina a la hipoteca de la vivienda

El esfuerzo que tienen que hacer las familias para comprar un piso es cada vez mayor. Los hogares destinan ya el 42,1% de su renta bruta al pago de la hipoteca. Pero si se contabilizan las deducciones fiscales por la compra de vivienda el esfuerzo de los hogares se limita al 29,5%.

Los datos financieros, publicados por el Banco de España, contrastan también con los del tercer trimestre de 2005, dónde el esfuerzo para comprar un piso tan sólo representaba el 36% de la renta bruta de una familia. En el aumento de este esfuerzo ha tenido mucho que ver el alza del precio de la vivienda que, aunque está empezando a desacelerarse sigue creciendo a un ritmo cercano al 10%.

Tras los nueve primeros meses del año, el precio de una vivienda libre con una superficie de 94 metros cuadrados es 7,1 veces superior a la renta bruta anual de un hogar medio, lo que supone el mayor nivel desde que el Banco de España dispone de estadísticas precisas para obtener esta relación. El encarecimiento de la vivienda obliga a las familias españolas a contratar créditos hipotecarios cada vez mayores para comprarse una casa.

Este crecimiento se hace evidente en del crédito hipotecario, que refleja el dinero que piden los ciudadanos a entidades de crédito para hacer frente a sus hipotecas.

En cuatro años, este indicador ha crecido a tasas superiores al 20%. En volumen total el crédito hipotecario de los hogares ha pasado de 308.597 a 538.974 millones de euros (datos a agosto), récord histórico, informa Efe.

El mayor esfuerzo de las familias para la compra de un piso está siendo agravado por la política monetaria del BCE, que se ha endurecido progresivamente. Así desde diciembre de 2005, la institución ha decidido cinco subidas de tipos de interés, que han hecho pasar el precio del dinero del 2% al 3,25%. Esas subidas se han dejado sentir en el euribor, la principal referencia para préstamos hipotecarios, que ha alcanzado su nivel más alto desde julio de 2002, al llegar al 3,79%.

No obstante, las ayudas fiscales por compra de vivienda mitigan en parte la situación familiar. El esfuerzo por la compra de un piso se reduce al 29,5% de la renta anual si se contabiliza la bonificación de Hacienda.

La inversión inmobiliaria en el extranjero crece un 87,3%

Los españoles invirtieron en el primer semestre 1.225 millones de euros en comprar viviendas en el extranjero, un 87,3% más que en igual periodo de 2005, cuando el montante de la inversión ascendió a 654 millones, según datos del Banco de España.

La carestía de la vivienda en España anima cada vez más a los inversores a buscar oportunidades en el extranjero, sobre todo en la Europa del Este. Sólo en el mes de julio, los españoles gastaron 241 millones, en comprar viviendas en el exterior un 85,38% más que en el mismo mes de 2005.