Aerolíneas

Air Madrid ni despega ni contesta al teléfono

A los vuelos interminables de la aerolínea se une la pesadilla de las indemnizaciones que no se cobran

El caos de Air Madrid parece no tener fin. Raro es el día en que los medios de comunicación no se hagan eco de largos retrasos de sus aviones, reclamaciones e incluso amotinamientos de los pasajeros que intentan llegar a su destino. La falta de aviones (nueve en total) en ciertas rutas y la avería de dos aeronaves está recrudeciendo aún más la situación en los últimos días. 'Son un cúmulo de incidencias ajenas a nuestra voluntad que están afectando a la actividad', dicen en la compañía.

Muchos de los viajeros tienen que pasar noche en un hotel a la espera de su vuelo y otros se rebelan durante horas en las ventanillas de la aerolínea.

Pero no sólo son los interminables viajes lo que desespera a los clientes. Después de la odisea de esperar horas e incluso días para llegar, hay que añadir las difíciles condiciones que pone Air Madrid para reclamar una indemnización por perjuicios. Sólo contactar con la empresa resulta imposible.

Esta pesadilla que se repite cada vez con más frecuencia en los trayectos hacia Latinoamérica, la vivió Rubén, de origen argentino, que trató de llegar a Buenos Aires el 10 de octubre, pero que tardó casi 40 horas en alcanzar su destino. 'Nos dijeron que había overbooking en el vuelo nocturno. Me dieron alojamiento en el hotel Auditórium de Madrid, como al resto del pasaje y esperamos al siguiente vuelo que salía un día más tarde a mediodía', comenta. Pero cuando llegó la hora de la partida, Air Madrid anunció que había una avería y que sufría un retraso de seis horas más', explica.

La desesperación de los viajeros se hizo patente en forma de denuncias. Rubén como tantos otros clientes puso una reclamación ateniéndose al nuevo reglamento europeo que cubre entre 250 euros y 600 euros de indemnización por este concepto de overbooking.

La compañía se comprometió por escrito a darle 600 euros, en el plazo de 10 días. A día de hoy, no ha recibido el reembolso y lo que es peor, no puede ponerse en contacto con la empresa porque 'jamás cogen el teléfono en el único disponible'.

Este periódico también trató ponerse en contacto con el teléfono de reclamaciones 912016045, pero no tuvo éxito. Tampoco logró hablar con el servicio de atención al cliente 902515251 en todo el día. Solo respondió una operadora a última hora de la noche. æpermil;sta dirigió la llamada al teléfono de reclamaciones que nunca contesta. Ante nuestra persistencia, la operadora colgó el teléfono. En el listado de Telefónica no existe ningún otro número de atención al cliente de Air Madrid y en los dos correspondientes a sus oficinas no hay contestación.

Fuentes de la aerolínea dicen que 'se están pagando las indemnizaciones, que la compañía está cumpliendo la ley y que se está devolviendo el dinero a aquellas personas que lo solicitan'.

Pero centenares de pasajeros tienen una experiencia negativa que contar. Fernando y su novia trataban de llegar a Madrid el último día de sus vacaciones hace más un año. Su vuelo Buenos Aires-Madrid, confirmado previamente por la propia aerolínea, no figuraba en la programación de salidas ni las autoridades sabían de su existencia. Air Madrid no estaba presente en el aeropuerto ni había nadie al otro lado del teléfono. Ante este panorama, y por imperativo laboral, la pareja se vio obligada a adquirir otro billete en Aerolíneas Argentinas. Reclaman a la empresa 1.274 euros de indemnización. A día de hoy no han recibido nada y tampoco han podido ponerse en contacto con Air Madrid en este tiempo.

Fomento Investiga

El Ministerio de Fomento investiga a Air Madrid por las continuas reclamaciones e intervenciones policiales de pasajeros de Air Madrid. La compañía tiene hasta el 7 de noviembre para presentar ante Aviación Civil sus alegaciones al respecto.