Cuentas Trimestrales

Ferrovial logra ya el 60% del resultado de explotación fuera de España

Ferrovial estrena mayor peso internacional. Tras incorporar en sus cuentas el primer grupo mundial de aeropuertos, el británico BAA, más del 60% del resultado de explotación procede ya del exterior. El beneficio neto creció hasta septiembre un 21%.

La constructora que controla la familia Del Pino se ha convertido en una de las empresas más internacionalizadas del país. Al anotarse British Airports Authority (BAA) por primera vez en las cuentas, Ferrovial logra que el 67% del beneficio bruto de explotación (antes de intereses, amortizaciones e impuestos) y el 64% del neto (Ebit) provenga de fuera de España.

Esto supone un salto sustancial ya que en el anterior resultado trimestral, tanto el Ebitda como las ventas representaban un 49% del total. Con el crecimiento en facturación, el peso exterior ahora se eleva al 54%.

En ingresos, los aeropuertos de BAA aportan 1.039 millones, lo que supone el 60% de la facturación de infraestructuras. Las ventas totales crecieron un 46%, hasta 9.133 millones, mientras el resultado bruto de explotación creció un 86%, hasta 1.645 millones.

FERROVIAL 20,68 0,63%

Los gastos financieros tanto de la compra de BAA como de la adjudicación de la segunda autopista en Estados Unidos, la de Indiana, mermaron el beneficio neto final hasta 333,4 millones de euros. Si bien, éste registró un crecimiento del 21%.

La adquisición de BAA, dueño de los tres principales aeropuertos de Londres (Heathrow, Gatwick y Stansted), tiene un impacto negativo que en este trimestre se sitúa en 20 millones. Es parte del fondo de comercio que hay que amortizar por una mayor valoración de los activos de la empresa adquirida, como explicó a este diario Nicolás Villén, director financiero de Ferrovial. Recordó que, la adquisición, la mayor que ha realizado una constructora española, no tendrá efecto positivo 'hasta 2009 o 2010, según nuestras previsiones'. Cuando el grupo venda las participaciones en los aeropuertos de Bristol y Sidney, como acordó con su socio australiano Macquarie, percibirá más de 400 millones que, con otras desinversiones, servirán para reducir la deuda de la compra.

En ingresos por negocio, construcción aportó 3.783 millones, servicios, 3.118 e infraestructuras, 1.727 millones.

Número uno en deuda del sector

El mayor impacto de la compra de BAA para Ferrovial se refleja en la deuda. Se triplica al pasar de 9.569 a 27.171 millones. Esta cifra lo convierte en el grupo español de construcción y servicios más endeudado. En esta cantidad se incluye la deuda que ya tenía el gestor británico de aeropuertos y los 3.652 millones que Ferrovial aporta en capital a la compra, en torno al 26% de los 14.000 millones que ha costado, explicó Villén. El grupo que preside Rafael del Pino acometió la compra mediante un consorcio (ADI) que controla en un 62% y comparte con la Caisse du Québec y el fondo GIC del Gobierno de Singapur. A final de año la deuda rondará los 33.000 millones.