SIMO 2006 presenta una feria que mengua de tamaño y apunta más a los consumidores

Para ello se presentan iniciativas como e-life, detrás de la cual está el ayuntamiento de Madrid, un espacio pensado específicamente para visitantes que ni son profesionales ni son usuarios expertos, y que ayudará a cualquiera que se acerque a ese espacio a entender cómo aprovechar las oportunidades que ofrece el ocio digital. Una vez las descubran, podrán comprar todo tipo de productos de electrónica en las tiendas correspondientes.

La tecnología, más cerca de consumidores y ciudadanos

La idea, según sus organizadores, es que ese ocio sirva como un gancho para introducir a los usuarios en las nuevas tecnologías. Pese a que no es la primera vez que se celebra este evento (el año pasado tuvo lugar en el Palacio de los Deportes de Madrid), SIMO ha querido elevarlo de categoría, y lo ha incluido junto al resto de la Feria, aunque está pensado como un espacio separado del resto de la visita.

También pretende mostrar al usuario, aunque desde un punto de vista mucho más cerca de las empresas, cómo pueden cambiar su vida en el futuro las nuevas tecnologías. Si e-life pretende enseñar a los usuarios a manejar un reproductor mp3, por ejemplo, el espacio Comunidad Digital, que organiza por tercer año consecutivo la consultora Acceda, intenta mostrarle las últimas aplicaciones. Para ello propone una reproducción de una ciudad con todo tipo de servicios a los ciudadanos, en los que la tecnología se convierte en un instrumento.

SIMO servirá además para que la Administración Central muestre a los contribuyentes todas las iniciativas que pretenden cambiar, más que la manera de trabajar de los diferentes departamentos ministeriales, la forma que tienen los ciudadanos de relacionarse con ellos. Y para ello acuden a la Feria agrupados en un solo espacio.

Proyectos como Red 060, que intenta multiplicar las posibilidades de acceso de los ciudadanos a los servicios públicos, la implantación del DNI electrónico o los convenios del Estado con comunidades autónomas y entes locales, se mostrarán como un anticipo de los efectos que pretende conseguir la Ley para el Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas, a la que el Gobierno dio su primer impulso la semana pasada en la reunión del Consejo de Ministros).

Microsoft se reserva un pabellón

El intento de dar mayor protagonismo a los ciudadanos, sin embargo, no hace que cambie el verdadero núcleo de SIMO, que sigue siendo la Feria en la que se encuentran oferentes y demandantes de productos y servicios relacionados con las nuevas tecnologías. Y si destacan las ausencias, también destaca una presencia de gran influencia: Microsoft.

La desarrolladora de Windows aprovechará la Feria para presentar su producto estrella, Windowsa Vista, y para ello ha alquilado un pabellón completo en el que mostrará lo que sus responsables califican como la ¢punta de lanza de una nueva generación¢ de productos, entre los que añade junto al nuevo sistema operativo la última versión de Office o la plataforma Windows Live.

Información útil

SIMO se celebra en la Feria de Madrid del 7 al 12 de noviembre, de 10 a 19 horas. Los tres primeros días el acceso está restringido a los profesionales del sector, mientras que los días 11 y 12 se permite el acceso a todo el público.

La Feria paralela e-life SIMO se celebra en el mismo recinto, en el pabellón número 6, entre los días 9 y 12 de noviembre y de 10 a 21 horas. Su acceso está permitido a todos los públicos, y la entrada cuesta cuatro euros (dos para menores de 11 años de edad y mayores de 65).