_
_
_
_
Elecciones Cataluña 2006

Los partidos convierten el problema de la vivienda en un filón electoral

La vivienda ha irrumpido en la campaña como un asunto central en las promesas electorales. La más llamativa, la de CiU, que quiere asumir el 20% del importe de la adquisición a los menores de 35 años

Sanidad, educación, inmigración, pensiones y seguridad son temas habituales en las campaña electorales. Y también en ésta. Pero los diez días que llevan los políticos esparciendo promesas por Cataluña demuestran que han encontrado en el difícil acceso a la vivienda una posible fuente de votos.

Las propuestas de los políticos en este campo son novedosas y más específicas que en otras áreas. En el contrato ante notario del candidato a la presidencia de CiU, Artur Mas, figura el compromiso de aportar el 20% del precio de la primera vivienda que adquieran los menores de 35 años, creando una nueva figura de copropiedad con el gobierno catalán. También promete ayudas de alquiler de hasta el 50% para las parejas menores de 30 años en los tres primeros años de convivencia.

Los socialistas proponen, por su parte, la construcción de 25.000 pisos de protección oficial y otros 25.000 para destinarlos a alquiler. ERC ayudará también a los jóvenes a pagar el alquiler, hasta un máximo del 25% del coste y promete ayuda, sin especificar, para la compra de vivienda a familias numerosas, monoparentales, menores de 32 años, parados de larga duración y viudos de más de 65 años.

El PP se ha sensibilizado con los problemas que puede traer la subida de tipos y propone ayudas a las familias que no puedan hacer frente al encarecimiento progresivo de la hipoteca. También promete la construcción de 10.000 viviendas para alquiler a un precio de entre 360 y 480 euros, mientras IC-V prevé sacar al mercado 10.000 pisos de alquiler. El interés de los políticos por facilitar el acceso a la vivienda se corresponde con una preocupación creciente por parte de la población. Un sondeo publicado en El Periódico refleja que lo que más preocupa y que más gustaría que fuese tratado en la presente campaña electoral es la vivienda, seguida de la inmigración, el trabajo, la educación y la sanidad.

La Federación de Asociaciones de Vecinos y de Barrios de Barcelona (FAVB) ha lamentado que 'la vulneración de un derecho' se haya convertido en los últimos días 'en materia de tómbola electoral', a la vez que ha reclamado medidas para luchar contra el acoso inmobiliario que padecen 10.000 familias. Para FAVB, los colectivos más afectados por la dificultad de acceder al mercado inmobiliario consideran una falta de respecto 'el tono triunfalista' con el que se prometen cheques en campaña y, a la vez, se evita 'deliberadamente' el debate, como demuestra la suspensión de la cumbre de ministros de vivienda que debía haberse celebrado en Barcelona el 15 de octubre y que fue suspendida por razones de seguridad.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_