La guerra de la energéticas

Solbes anuncia que el Gobierno retirará algunas de las condiciones impuestas por la CNE a E.ON

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha anunciado hoy que el Gobierno retirará "algunas" de las condiciones que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) impuso la OPA de E.ON sobre Endesa, aunque no ha especificado cuales. Además, España ha solicitado a la Comisión Europea "más tiempo" para responder a su petición de explicaciones sobre por qué no ha retirado todavía esas condiciones "ilegales" a E.ON. Fuentes comunitarias han confirmado que la petición llegó a Bruselas a las 21.00 horas de ayer, dentro del plazo excepcional de cinco días que la Comisión dio a España para que argumentara su postura en el asunto.

Solbes sólo indicó que se retirarán "algunas sí y otras no", y no quiso concretar cuántas de las 19 condiciones impuestas por la CNE se mantendrán en vigor. Además, Solbes confirmó que existen contactos "no formales" con la Comisión Europea acerca del aumento de competencias que el Gobierno impulsó en la CNE para que regulara el intento de compra de la energética alemana sobre la eléctrica española.

Por otro lado, fuentes diplomáticas españolas han informado de que en la misiva enviada ayer a la Comisión, a través del representante permanente de España ante la UE, Carlos Bastarreche, el Gobierno expone las razones por las que necesita más tiempo para contestar a la carta que el Ejecutivo de la UE le remitió la semana pasada.

Desde la Comisión, el portavoz de Competencia, Jonathan Todd, ha confirmado la recepción de la carta española, pero ha rehusado dar detalles sobre su contenido, que debe ser ahora analizado por los servicios internos del Ejecutivo comunitario.

Bruselas abre un procedimiento contra España

El pasado día 18, Bruselas abrió un procedimiento de infracción contra España por no haber retirado los requisitos fijados por la CNE a la operación y le dio cinco días laborables para explicar los motivos (hasta ayer a las 24.00 hora local).

Antes de que terminara ese plazo, el Gobierno español remitió una carta a la Comisión, pero en ella, según las fuentes españolas, no trata sobre las condiciones de la CNE y su posible modificación, sino que pide más tiempo para responder.

Bruselas dictaminó en septiembre que 18 de las 19 condiciones fijadas por el regulador español son "incompatibles con la legislación comunitaria" y ya pidió entonces a Madrid su modificación.

El ministro de Industria, Joan Clos, avanzó ayer la intención del Gobierno de dar una respuesta preliminar a la petición de explicaciones de Bruselas, pero indicó que la contestación formal no se remitirá hasta el mes próximo.

Previsiblemente, Clos anunciará los posibles cambios en las condiciones de la CNE cuando resuelva los cinco recursos de alzada presentados contra las medidas -por E.ON, Endesa, Gas Natural, Iberdrola y una asociación de accionistas minoritarios-, para lo que tiene de plazo hasta el 10 de noviembre.