Aerolíneas

El conflicto laboral en Ryanair se recrudece

Los trabajadores de Ryanair irán a la huelga el lunes, esta vez de 24 horas, después de que la dirección de la empresa se ausentara el viernes en la reunión que mediaba la Generalitat para lograr un acuerdo. En Irlanda, Ryanair anunció recortes de personal en Aer Lingus si su opa hostil tiene éxito.

Ryanair no se presentó el viernes a la reunión convocada por CC OO, y mediada por el departamento de Trabajo de la Generalitat. El encuentro tenía como fin llegar a un acuerdo en el conflicto que mantiene su plantilla en los 13 aeropuertos donde opera. Los empleados piden a la dirección de Ryanair y a su compañía contratada Lesma (servicios en tierra), que cumplan con su convenio laboral firmado en 2005, en lo que se refiere a jornada laboral, descansos y, seguridad en las pistas. CC OO exige, además, que reconozcan a sus representantes sindicales en esta negociación.

La aerolínea de bajo coste envió una carta a la Generalitat argumentando que no se presentaba a la reunión porque 'se trataba de pactar los servicios mínimos de la huelga y consideramos que no hacía falta. El 80% de los trabajadores no secundaron los últimos paros y sabemos que la mayoría irá a trabajar el lunes', dijo ayer su directora de marketing para España, Maribel Rodríguez.

CC OO cree que la actitud intransigente de la compañía empuja a mantener su postura de huelga, de 24 horas para el próximo lunes. La jornada será la tercera en menos de un mes y será la más dura, ya que al ser de 24 horas muchos vuelos quedaran suspendidos.

El pasado miércoles los paros convocados por los sindicatos originaron varias situaciones de tensión entre los pasajeros ya que se le prohibía llevar más de 10 kilos en su equipaje.

Rodríguez señala que 'la compañía cumple con el convenio laboral y la seguridad que no tiene nada que negociar. Sólo nos interesa el interés de los pasajeros en sus rutas', comentó.

La Generalitat deja la puerta abierta a las partes para que continúen sus negociaciones durante este fin de semana.

Por su parte, su presidente, Michael O'Leary afirmó ayer en Irlanda que si su oferta hostil por su rival Aer Lingus llega a buen término no descarta recortes de empleo en su plantilla. Con ello, seguirá su política de recortes de costes con el propósito de bajar las tarifas e igualarlas a las de Ryanair. La aerolínea lanzó una oferta hace unas semanas sobre Aer Lingus por 1.480 millones por el de euros. El responsable de la aerolínea busca el respaldo en esta operación de un grupo de empleados de Aer Lingus que tiene el 9,5%.