Turismo

España recibió 800.000 turistas más durante el pasado verano

La industria turística no levanta el pie del acelerador. En los tres meses de verano (julio, agosto y septiembre), España recibió a 21,3 millones de turistas, lo que supone un aumento de 800.000 turistas -un 3,9%- más respecto al mismo periodo del año anterior. Reino Unido y Francia siguen siendo los principales mercados emisores, ya que de esos dos países viene el 44,7% de los turistas.

Los buenos datos no han servido para corregir la tendencia de concentración del sector, tanto en la procedencia de turistas como en las zonas de destino, ni la afluencia masiva de turistas hacia los destinos de sol y playa, según los datos del movimiento turístico en fronteras de septiembre. En ese mes, entraron en España 6,1 millones de veraneantes, lo que supone un 1,9% más que en el mismo mes de 2005, según los últimos datos públicados por el Instituto de Estudios Turisticos, dependiente del Ministerio de Industria.

De los 21,3 millones de turistas que llegaron a España en verano, 13,1 millones procedían de tres países (Reino Unido, Alemania y Francia). Además, 19,1 millones pasaron sus vacaciones en cinco comunidades autónomas (Cataluña, Andalucía, Baleares, Comunidad Valenciana y Canarias). La única excepción es Madrid, que se situó como el sexto destino (1,1 millones de visitantes) y el que más creció respecto al verano anterior, con un 12,3%.

Esas dos tendencias se reproducen de igual manera si se comparan los datos de los nueve primeros meses del año, en los que llegaron a España 46,9 millones de turistas, lo que representa un 4,9% más que en el mismo periodo de 2005, con una fuerte concentración en procedencia y destinos. Reino Unido se distancia como el primer mercado con más turistas, 12,9 millones, un 27,7% del total. De lejos le siguen Alemania, con 8,1 millones (17,3%) y Francia con 7,6 millones (16,3%).

Algo similar ocurre con las comunidades de destino, ya que tan sólo cuatro de ellas (Baleares, Canarias, Cataluña y Andalucía) alojan al 74,6% de los turistas que vinieron de enero a septiembre. Destaca Cataluña, con 12,2 millones (26%), seguida por Baleares, con 8,8 millones (18,9%), Canarias, con 7,1 millones (15%) y Andalucía, con 6,8 millones (14,7%).

En el lado contrario, hay seis autonomías que han registrado descensos, en algunos casos muy acusados, como La Rioja, Navarra, y Extremadura, dónde el número de turistas ha descendido por encima del 15% en tasa interanual.

Además, el impulso de la actividad turística no ha servido tampoco para frenar la pérdida de ingresos del sector por el menor dinero que gastan los turistas. Según los últimos datos de la Encuesta de Gasto Turístico, correspondiente al periodo entre enero y agosto, el gasto medio por turista bajó hasta los 795 euros, lo que significa un descenso del 1,4% en tasa interanual, y la estancia media llegó a las 9 noches, un 1,9% menos.

Estas pérdidas ya se han dejado notar en la balanza de pagos de julio, dónde el saldo de España entre lo que ingresa y lo que gasta por turismo descendió en 80 millones de euros respecto al mismo mes de 2005.

Con segunda residencia y sin paquete turístico

El alojamiento hotelero sigue siendo el preferido por los extranjeros que visitan las costas españolas. Un 62,2% de los que llegaron en los nueve primeros meses de 2006 se decantaron por esa opción. Del restante 37,8% destaca el fuerte impulso experimentado por la vivienda propia (un 5,9% en tasa interanual), como consecuencia del crecimiento de compras de segunda residencia en destinos de costa por parte de turistas nacionales y extranjeros, y de la vivienda alquilada, que creció un 10,1%.

No obstante, esto contrasta con lo relacionado con la organización del viaje, ya que de los 46,8 millones de turistas, 29,3 millones (un 62,7%) vinieron sin contratar paquete turístico.