Música

Las ventas de la discográfica EMI caen un 5% en la primera mitad de su ejercicio

EMI, la tercera mayor discográfica del mundo, aseguró ayer que sus ingresos durante la primera mitad del ejercicio (finalizado el 30 de septiembre) han descendido un 5%, aunque la compañía espera reducir la caída en el ejercicio al 3% gracias a los ajustes en el tipo de cambio.

La discográfica, que en los últimos meses trató de adquirir su rival Warner, se mostró confiada en poder recuperar sus ingresos durante la segunda mitad del año, gracias a los nuevos trabajos de Norah Jones y Robbie Williams, entre otros. Además, aseguró que estima 'un fuerte crecimiento' de la facturación a través del ahorro de costes y a los ingresos que prevé obtener de su servicio de descarga de canciones y compensar así las menores ventas de CD. Actualmente, las descargas representan el 9% de los ingresos de EMI, mientras que el conjunto de la industria musical obtiene el 11% de sus ventas a través de la red.

Según las previsiones de la discográfica, su beneficio bruto se situará en 27 millones de libras (unos 40 millones de euros), lo que representa una caída del 34% respecto al ejercicio anterior. Pese a estos resultados, la compañía asegura que está en la línea correcta para cumplir con los objetivos previstos para el año fiscal actual.