Energía

Sacyr se une a La Caixa para blindar Repsol

Sacyr imita a sus rivales Acciona y ACS y entra como nuevo jugador en el mapa de la energía. Ha comprado un 9,24% de Repsol YPF, a través del Santander, con una inversión de 2.855,6 millones de euros. Su intención es elevar su participación al 15%, aunque oficialmente sólo habla del 10%. Antes, había pactado con La Caixa, accionista principal de la compañía, tanto su entrada en la petrolera como su presencia en el consejo de la firma.

Luis del Rivero remató el golpe de efecto que el mercado esperaba. Desde por la mañana, la empresa que preside, Sacyr Vallehermoso, empezó a perfilarse como nuevo accionista de la petrolera Repsol YPF. A través del broker del Santander, la constructora se ha hecho con el 9,24% de la empresa que preside Antonio Brufau, en la que lleva tres semanas comprando acciones. Lo materializó ayer y esto disparó la acción de la petrolera un 4,55%.

Con su desembarco, Del Rivero da el primer paso para que Sacyr pase de grupo de construcción y servicios a gran conglomerado industrial, como adelantó Cinco Días. El ejecutivo dejó los deberes hechos el pasado puente. Antes de la entrada en el capital de la petrolera se lo hizo saber a La Caixa, primer accionista de Repsol con el 16%, según explicaron en fuentes conocedoras de la operación y confirmado por Del Rivero que ayer por la noche explicó la compra a la prensa. El presidente de la caja, Ricardo Fornesa, ha dado el visto bueno a la entrada.

Los planes del ejecutivo pasan por elevar su participación en la compañía hispano-argentina hasta el 15%, según fuentes conocedoras de la operación, aunque ayer señaló que, 'de momento', sólo aspiran al 10%. æpermil;ste es, precisamente, el límite establecido en los estatutos de la energética para los derechos de voto de un mismo accionista.

REPSOL 8,49 0,59%
SACYR 1,94 -0,05%

El pacto con La Caixa incluye la entrada de la constructora en el consejo de administración de la petrolera, una demanda que la propia Repsol, ayer mismo, se encargó de avanzar que cumplirá. Del Rivero pidió dos puestos que deberían concretarse de forma 'rápida'.

En la práctica, Sacyr y la caja catalana podrán formar una minoría de bloqueo del 26% que permitirá blindar en cierto modo a Repsol de un intento de compra no deseada, una de las preocupaciones que en su momento tenía el Ministerio de Economía por las repercusiones que una opa hostil tendría sobre Gas Natural, en la que petrolera controla un 30,8%.

Sacyr ha comprado el 5,004% y se ha asegurado con coberturas firmadas con el Santander por el resto. El precio medio de compra ha sido de 25,32 euros por acción, con lo que la inversión total del grupo en la petrolera asciende a 2.855,6 millones.

Sobre el papel de Repsol en la opa de Gas Natural por Endesa, Del Rivero esquivó pronunciarse con un 'pregúntenle a Brufau' pero admitió que 'tiene mucho que decir en el sector de las eléctricas'. Una cosa dejó clara: nunca habrá una fusión de Sacyr con Repsol porque es 'como fusionar conejos con tortugas'. Para los cambios legislativos en ese sector, el ejecutivo pidió 'sosiego' y considera que 'no serán inminentes'.

El presidente de la constructora afirmó, asimismo, que no necesita el permiso de la Comisión Nacional de la Energía para tener el 9,2% pero dijo que 'hablaremos' con este organismo.

Sacyr llevaba tiempo tanteando su entrada en energía. Del Rivero justificó la elección de Repsol y a un tiempo criticó la entrada de Acciona y ACS en Endesa e Iberdrola respectivamente en una frase: 'Las otras han entrado en un sector más encarecido, nosotros a su precio'.

Por su parte, Repsol YPF valoró 'positivamente' la entrada del nuevo accionista y lo interpretó como un respaldo a su 'proyecto empresarial e industrial independiente'. Sacyr subió ayer un 1,65% en Bolsa, hasta los 41,22 euros.

La empresa de La Caixa sube un 1,50% en Wall Street

La entrada de Sacyr Vallehermoso en Repsol llevó a máximos la acción de la petrolera en la Bolsa de Nueva York, pero luego cayó hasta cerrar con un avance limitado al 1,50%, corrigiendo el 4,5% ganado en Madrid.

La empresa que preside Luis del Rivero justificó ayer su desembarco como un complemento a los ciclos económicos del resto de sus divisiones, 'a través de negocios de largo plazo y con rentabilidad sostenida'. Aseguró que Repsol será también un 'complemento con los negocios tradicionales de Sacyr Vallehermoso, aportando mayores márgenes y resultados'.

Otro factor importante: la inversión se pagará en 17 años gracias a la aportación de dividendos, como destacó el consejero-director general de medios, Vicente Benedito. Para la empresa, la inversión es una 'oportunidad única en el mercado de la energía', debido al tamaño de Repsol YPF, su posición de mercado y su saneada situación financiera. Cree que 'el momento en el que se realiza la transacción afianza aún más las perspectivas de generación de valor para Sacyr'.

19 céntimos más de beneficio por acción

La constructora presidida por Luis del Rivero intentó demostrar que la operación iniciada ayer sobre la mayor petrolera española está perfectamente estudiada. Así, Sacyr Vallehermoso estima que con la compra del porcentaje previsto de Repsol YPF, su beneficio neto por acción pasaría de 1,60 euros a 1,79. Esta valoración se realiza sin considerar 'ningún tipo de sinergia ni de fondo de comercio', según una presentación facilitada ayer.

Este dato parte de la puesta en equivalencia para un periodo de tres meses, y presuponiendo que Repsol YPF gane 3.377 millones de euros este año, por 356 millones de Sacyr Vallehermoso, además de los nueve meses de puesta en equivalencia de la francesa Eiffage.

Para 2007, Sacyr calcula un beneficio por acción de 2,63 euros, siempre y cuando la petrolera presidida por Antoni Brufau registre un resultado de 3.177 millones, más 403 millones de Sacyr Vallehermoso.

La compra del paquete accionarial en el capital de Repsol provocará un incremento de algo menos de 3.000 millones en la deuda neta, que pasará de esta manera de 11.157 a 14.013 millones. La deuda neta corporativa también se incrementa en alrededor de 3.000 millones de euros -pasará de 2.734 millones a 5.590 millones-.

El ratio de endeudamiento (medido con la deuda neta total entre el patrimonio neto) se incrementa en 1,5 puntos porcentuales, hasta el 7,3%.

El patrimonio neto de Sacyr Vallehermoso tras esta operación se mantiene en 1.908 millones de euros, aumentando sus activos totales para 2007 de 17.141 a 19.997 millones.