Boletín Mensual

El BCE seguirá subiendo los tipos si se cumplen sus previsiones de aumento de la inflación

El Banco Central Europeo (BCE) ha hecho públicas hoy, en su boletín mensual, las previsiones sobre la evolución de la inflación en la zona euro. Según las mismas, la tasa interanual permanecerá elevada, por encima del 2%, debido a la escalada de precios que viven actualmente los mercados energéticos. El organismo que preside Jean-Claude Trichet ha anunciado además que, de cumplirse los pronósticos, seguirá elevando los tipos de interés.

Según la entidad, a pesar de la bajada del Índice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) en la eurozona en septiembre hasta el 1,8%, la inflación superará el 2% en 2006 y "probablemente se mantenga en esos niveles en 2007". Las perspectivas, sin embargo, para los precios de la energía son inciertas, dados los precios actuales y el aumento de su cotización en los mercados de futuros, por lo que el consejo de gobierno de la entidad cree que la inflación experimentará un "considerable grado de volatilidad a corto plazo".

La institución ha recordado en su boletín que es "imprescindible" que las expectativas de inflación se mantengan "firmemente ancladas" en niveles compatibles con la estabilidad de precios y afirmó que, si se confirma el escenario de referencia del BCE, un ajuste adicional del actual tono expansivo de la política monetaria estaría justificado.

La evolución de los precios, "al alza"

Es decir, si se mantienen las perspectivas de inflación y de crecimiento de que dispone el BCE, la entidad subirá moderadamente los tipos de interés, actualmente en el 3,25 por ciento tras el ascenso de la semana pasada. El BCE consideró que la bajada del IAPC en septiembre se debió a la combinación de factores como "la fuerte subida de los precios del petróleo de hace un año" y su "significativo descenso recientemente".

Agregó que los riesgos para las perspectivas sobre la evolución de los precios se mantienen "claramente al alza" e incluyen una repercusión mayor de lo previsto de las anteriores subidas del petróleo, nuevos incrementos de los precios administrados y de los impuestos indirectos. Además, el banco advirtió de que el "intenso crecimiento monetario y del crédito en un entorno en que la liquidez es todavía holgada", "indica riesgos para la estabilidad de precios de medio a más largo plazo".

"La evolución monetaria, por tanto, requiere un seguimiento atento, especialmente en un contexto de mejora de la situación económica y de fuerte dinamismo del mercado inmobiliario en muchas partes de la zona del euro", explica la entidad.