Trabajo

Los sindicatos convocan una huelga de trabajadores de gasolineras el 7 de noviembre

Los sindicatos FIA-UGT y Fiteqa-CCOO han convocado dos jornadas de huelga general en el sector de las estaciones de servicio para los próximos días 7 y 8 de noviembre, que en la ciudad de Madrid coinciden con la víspera del puente de la Almudena. Los responsables sindicales han denunciado hoy, en una conferencia de prensa, las "pésimas condiciones laborales" de los trabajadores de las gasolineras y han reclamado mayores incrementos salariales y mejores condiciones de seguridad.

La convocatoria de huelga se produce después de fracasar ayer las negociaciones entre los sindicatos y las patronales de estaciones de servicio. En concreto, las federaciones exigieron incrementar el salario de los empleados y una reducción de la jornada laboral, ya que consideran que los márgenes comerciales de la venta y distribución de carburantes de las estaciones de servicio se han incrementado y son superiores a la media europea.

El secretario de acción sindical de FIA-UGT, Ramón Ruiz, ha calificado sus reivindicaciones de "bastante razonables" y ha avanzado que las movilizaciones continuarán si las patronales continúan con el bloqueo de la negociación. "No se trata de una huelga mediática", ha afirmado.

Los sindicatos, que hoy comunicaron la huelga al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, iniciarán el día 27 de octubre una serie de "rondas informativas" para explicar a los trabajadores y "a los ciudadanos" la realidad y los problemas del sector.

830 euros brutos al mes

UGT y CC.OO. piden un convenio con tres años de vigencia, subidas salariales del IPC real más 0,75 puntos -frente a la propuesta de IPC más 0,3 puntos de la patronal-, una reducción de ocho horas en la jornada anual, hasta 1.760 horas, y un plus de 60 euros por festivo trabajado y 9 euros por cada hora extraordinaria.

Ruiz asegura que los trabajadores, cuyo salario es de unos 830 euros brutos al mes, se ven obligados a realizar horas extras todos los días para cuadrar la caja que han hecho durante su jornada y exigió una mayor remuneración por los días festivos trabajados.

Los empleados de las gasolineras reciben además 14 euros por los festivos y un día de descanso, que en realidad no se disfruta ya que lo ajustado de las plantillas y las rotaciones de los turnos lo impiden, según UGT.