Aeronáutica

EADS culpa a la anterior dirección de la crisis y dice que negociará los recortes con la plantilla

El copresidente alemán de EADS, Thomas Enders, afirmó el viernes que la crisis actual de su filial de aviones Airbus es fruto de 'errores de gestión' en el pasado. Los sucesivos retrasos anunciados de las entregas del A380, el avión de transporte de pasajeros más grande del mundo, han reducido el valor en Bolsa de la multinacional europea y provocado una caída del negocio.

El anterior consejero delegado de EADS y principal artífice del proyecto A380, Noel Forgeard, dimitió a mediados de este año tras conocerse que supuestamente había vendido acciones del grupo poco antes de conocerse los retrasos.

Enders añadió que es pronto para hablar sobre consecuencias concretas para las plantas industriales, pero dejó claro que Hamburgo seguirá siendo la segunda más importante, después de Toulouse. Además indicó que 'en las próximas semanas' se discutirá si se lleva adelante la fabricación de un nuevo avión, de tamaño medio, el A350XWB.

AIRBUS GROUP 115,76 -1,11%

Las tensas horas que vive el constructor europeo, se vieron aún más agitadas durante el pasado viernes al difundirse en diferentes medios una información sobre una presunta dimisión del nuevo presidente de Airbus, Chistian Streiff, que fue desmentida por la compañía.

Por otro lado, los representantes de la plantilla del grupo informaron el viernes que se habían reunido el jueves con el copresidente francés de EADS, Louis Gallois, en Múnich. Ese mismo día Gallois se entrevistó en Madrid con el ministro de Industria, Joan Clos, y representantes de la SEPI y el ministerio de Defensa.

'Ambas partes acordaron que asegurar la competitividad de EADS es una tarea de ambas partes', según comunicó el comité de empresa. 'Gallois aseguró al comité que no se ha decidido nada y que la dirección de EADS no tomará ninguna decisión sin dialogar con los representantes de los trabajadores'. El comité de empresa europeo ha asegurado a la dirección que 'está dispuesto a dialogar y defender los intereses de los trabajadores'.

Por otro lado el banco de inversión Goldman Sachs ha recomendado en un informe a EADS la venta o el cierre de siete de sus plantas europeas, entre ellas la de Illescas (Toledo) en la que trabajan 500 personas.