Revista de prensa

La malicia de O'Leary tiene su lógica

¿A qué juega Michael O'Leary? El fundador y presidente de Ryanair es tan conocido por sus acciones poco convencionales que lo primero que pensamos muchos sobre su plan de comprar Aer Lingus gira en torno de la sospecha de que está haciendo otra travesura.

No cabe duda de que O'Leary está disfrutando de la consternación que ha creado entre los políticos de Dublín, los reguladores de la UE y las aerolíneas en general. Pero los 160 millones de libras 238 millones de euros desembolsados para hacerse con el 16% de Lingus demuestran que tiene serias intenciones.

Será difícil ver cómo Ryanair puede conseguir la propiedad de la compañía de bandera irlandesa sin caer en problemas de competencia. Una entidad fusionada controlaría el 61% de las rutas aéreas de entrada y salida al país (...).

Pero siempre cabe la posibilidad de que los reguladores autoricen algún tipo de acuerdo (...). Lingus tiene pocas rutas de largo recorrido y las transatlánticas podrían seguir el modelo sin servicios extras de Ryanair (...). Si no funciona nada de lo demás, Ryanair al menos se ha hecho con una participación estratégicamente importante. Con el tiempo puede convertirse en una astuta inversión en términos financieros.