æscaron;ltima

Llegan las aerolíneas 'de alto coste' para los pasajeros más ricos

Para las grandes aerolíneas, los últimos años han sido una lucha cuesta arriba contra la competencia de las compañías de tarifas baratas, como Easyjet y Ryanair, en las rutas europeas. En España, operan ya casi dos decenas de estas aerolíneas. Ahora, en el Reino Unido, una nueva compañía, Silverjet, está a punto de declarar la guerra en el segmento alto del pasajero acaudalado dispuesto a desembolsar 1.000 libras (unos 1.450 euros) por un billete de ida y vuelta a Nueva York.

'Las grandes compañías aéreas obtienen casi todo su beneficio de los pasajeros business, mientras que la clase turista representa una fuente de constantes pérdidas', afirma Lawrence Hunt, consejero delegado de Silverjet.

La aerolínea tiene previsto inaugurar sus primeros vuelos desde el aeropuerto de Luton, en las afueras de Londres, a Nueva York el próximo diciembre, con un Boeing 767. Hunt dice que el año que viene Silverjet añadirá otros dos aparatos 767 a la flota. En un futuro próximo la compañía contará con 10 aviones de largo alcance. Los promotores de Silverjet acaban de negociar una inyección de 36,2 millones de euros de varios inversores institucionales y en mayo la aerolínea tiene previsto salir al mercado en la Bolsa londinense de AIM, para empresas medianas.

'Nuestra oferta es el modelo en clase 'business' de las compañías de bajo coste', explica Hunt

Dos aerolíneas de EE UU, EOS y Maxjet, operan desde el año pasado dos vuelos diarios exclusivamente business entre EE UU e Inglaterra. El éxito de esta iniciativa ha sido tal que Maxjet ofrecerá a partir de noviembre tres destinos en EE UU, que son Nueva York, Washington y Las Vegas. Lo novedoso de Silverjet es que la compañía ha abierto una ofensiva en dos frentes. Su tarifa no sólo compite con la de British Airways, sino que representa un ahorro importante respecto a sus competidores americanos que cobran entre 3.625 euros y 7.250 euros en las mismas rutas. Igual que la clase business de las otras aerolíneas, Silverjet ofrece asientos que se convierten en camas. Hunt avanza que los pasajeros dispondrán de un servicio de facturación exprés y la posibilidad de elegir un menú personalizado para las comidas a bordo. 'Nuestra oferta es el modelo en clase business de las compañías de bajo coste', explica.

Con base en el aeropuerto de Luton, Hunt confía en que el tiempo entre la llegada del pasajero a la mesa de facturación y el embarque puede reducirse a 30 minutos, frente hasta dos horas en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick. El objetivo es copar al menos un 5% de los vuelos entre Londres y Nueva York. Nueve aerolíneas operan entre estos dos destinos con un total 180 vuelos a la semana. British Airways controla el 41% del mercado, seguido por Virgin Atlantic, con el 21%, y American Airlines, con el 19%. El resto se reparte entre varias compañías europeas y operadores chárter.

Hunt ha fichado un equipo de profesionales con amplia experiencia en el sector de la aviación, entre ellos el presidente de la compañía Peter Owen, procedente de la dirección de operaciones de British Airways. Arden, el broker de Silverjet, ha previsto un beneficio de cinco millones de euros en 2009 y 43,5 millones en el año siguiente.