Fondos

Cientos de 'hedge funds' de EE UU dejan de enviar datos a la SEC

El plan de la Securities and Exchange Commission (SEC) para aumentar el control sobre los fondos de alto riesgo se ha ido al traste. Cientos de hedge funds, como se conocen en inglés, se están dando de baja del registro creado por el regulador, después de que un juez estadounidense decretara ilegal la iniciativa.

Hasta 106 fondos de alto riesgo, según Bloomberg, han decidido darse de baja del registro de fondos creado por la SEC después de que un juzgado de Washington decretara que no era procedente la creación de un registro de hedge funds, aduciendo que en la legislación estadounidense no está regulada como tal la figura del hedge fund.

Estos fondos son sociedades privadas y opacas, en las que suelen invertir los grandes patrimonios, que no están reguladas por ningún supervisor y que tratan de obtener rentabilidades absolutas al margen de que suban o bajen los mercados. Para ello hacen uso de instrumentos derivados y apalancamiento con el objetivo de maximizar sus inversiones.

No existe, sin embargo, una definición mundial unánime sobre lo que es un hedge fund, circunstancia en la que se han apoyado los defensores de estas sociedades para llevar a los tribunales el registro del regulador estadounidense.

La SEC pretendía crear un registro en el que los fondos informaran sobre su tamaño, el número de empleados y el tipo de clientes, y se sometieran a inspecciones aleatorias. El rechazo judicial al registro de la SEC se produce en pleno debate sobre la conveniencia o no de regular estas sociedades.

Poco después de que el tribunal anulara el registro de fondos un comité del Senado de Estados Unidos se mostró partidario de reforzar la vigilancia sobre la industria de hedge funds, 'ante el riesgo de manipulación y fraude'. Los senadores concluyeron que con 2.400 millones de dólares (unos 1.890 millones de euros) bajo gestión en Estados Unidos, la industria tiene demasiado tamaño como para no estar bajo control.

Varias legislaciones a nivel mundial, entre ellas la española, están regulando los hedge funds, permitiendo su acceso a los pequeños inversores a través de la figura del fondo de fondos.

El fondo de alto riesgo Amaranth acaba de anunciar pérdidas superiores al 50% en una semana al realizar una apuesta fallida en el mercado del gas natural. La pérdida supera los 6.000 millones de dólares, el mayor volumen desde la quiebra del fondo Long Term Capital Management en 1998.

El Senado de EE UU es partidario de la regulación ante el tamaño que ha alcanzado el sector