Mercados

El Ibex se prepara para el asalto a los 13.000 puntos

La fiebre de opas que vive la Bolsa española no cesa. Y la expectativa de nuevos movimientos empresariales está detrás de la fuerte fortaleza de fondo del mercado. Los expertos no ven ningún síntoma que anuncie un cambio de tendencia y no descartan ver el Ibex por encima de los 13.000 puntos de aquí a final de año.

Los inversores se resisten a vender pese a la escalada reciente de la Bolsa. El Ibex ha recuperado un 14,7% desde los mínimos de junio, cuando estuvo a punto de entrar en pérdidas, pero la tendencia no tiene visos de cesar. El entorno actual, marcado por la moderación del precio del petróleo -el Brent ha pasado de los 78,6 dólares de agosto al entorno de 60-, las menores tensiones en Oriente Próximo y las fuertes expectativas de movimientos empresariales, juega a favor del mercado.

Así, los expertos reconocen que apenas hay riesgos que inviten a pensar en un cambio de tendencia y por eso ya ven los 13.000 puntos de Ibex como un objetivo factible para fin de año. 'Hay un trasfondo absolutamente comprador. El mercado está muy sostenido. Las políticas monetarias en Europa y EE UU están asumidas, los precios de los carburantes se han relajado y hay dinero que favorece operaciones corporativas. Se puede llegar a los 13.000 puntos perfectamente', comenta Julio Hernández, director general de Eurodeal.

En verano el Ibex ha pasado de los 10.800 puntos que tocó a mediados de junio a superar los 12.000 con creces. En las últimas semanas ha logrado consolidar esa cota, conquistada en agosto, y ha atacado nuevos objetivos hasta situarse en los 12.389,5 puntos, un nivel que le deja a sólo un 3,44% del máximo histórico de 12.816,8 puntos de marzo de 2000, coincidiendo con la euforia tecnológica que vivieron los mercados.

'Recomendamos tener prudencia y ser selectivo. Los mercados están cerca de niveles de resistencia y deberían recortar, aunque no hay motivos para pensar en una caída brusca. Hay un rumor nuevo de opa cada día, los precios del petróleo se han relajado y muchos gestores que se fueron cortos en verano han tenido que entrar', comenta Eduardo Liñán, gestor de Inversis Banco. 'Si a todo ello sumamos la posibilidad de que Telefónica se sume al rebote y dé entrada a más dinero se pueden ver los 13.000 puntos fácilmente'.

Este experto comenta que los 12.500 se han convertido en la próxima resistencia para el Ibex. De momento esta cota se resiste, como ya se vio el viernes tras la caída del 0,7% que sufrió el índice, pero los analistas ven más motivos para pensar en próximas revalorizaciones.

'La Bolsa aún tiene potencial. Los tres grandes valores cotizan a un PER de unas 11 veces frente a las 16 y 17 veces de los pequeños. Dado el gran peso de BBVA, Santander y Telefónica al índice aún le puede quedar un 5% de recorrido si remontan el vuelo', comenta Josep Prats, de Ahorro Corporación.

Los expertos no descartan ver un ligera corrección dada la rapidez de la subida reciente, pero comentan que se tratará de un alto en el camino. De momento apenas hay ánimo vendedor en el mercado, un sentimiento que ha venido acompañado por la fortaleza reciente de los mercados en EE UU acompaña. El S&P 500 rozó niveles de 2001 años la semana pasada.

'La clave para un rally adicional está en ver si en Estados Unidos realmente han concluido las subidas de tipos de interés', comenta Alicia Jiménez, de Self Trade.

Un repunte inesperado de la inflación, subidas de tipos de interés adicionales en EE UU, mayores tensiones geopolíticas o una escalada del petróleo son riesgos que el mercado afronta sin prestar demasiada atención. La fiebre de opas y unas valoraciones aún atractivos pesan más para los expertos, que no descartan ver los 13.000 puntos pronto.

Llega la hora de mirar hacia el resto de Europa

Una de las recomendaciones que más se repite entre los expertos últimamente es la de diversificar la inversión fuera del mercado español. El mejor comportamiento relativo del Ibex este año, con una subida acumulada del 15,4% frente al 6,5% que gana el Euro Stoxx, ha reducido su atractivo. Así, mientras la Bolsa española cotiza con un PER de 12,8 veces, el Euro Stoxx lo hace a 11,93.

Los expertos comentan que si bien la Bolsa española aún tiene recorrido por el impulso que puedan dar nuevas operaciones empresariales, o el tirón adicional que daría un repunte de los grandes valores del índice, más rezagados en lo que va de año, -Telefónica sube el 3,93%, Santander, un 10,67% y BBVA el 18,57%- el potencial de los índices europeos es aún superior.

'En el Euro Stoxx no tienen peso los sectores más recalentados por las opas. Tiene un potencial superior al Ibex de aquí a final de año y sobre todo de una manera más diversificada', comenta Josep Prats, de Ahorro Corporación.

Los índices europeos además cuentan con numerosos representantes del sector farmacéutico o asegurador, dos de los más recomendados recientemente.

Los mercados europeos, además, también se están beneficiado del repunte de la actividad empresarial. El interés de Man por hacerse con Scania, la previsible fusión entre Suez y Gaz de France o la compra de Serono por parte de Merck son solo algunos de los ejemplos de operaciones en marcha.