EDITORIAL

El Ibex es la estrella

La renta variable española atraviesa un momento dulce. Un encuesta entre 26 gestores de fondos de inversión nacionales y extranjeros refleja que el mercado bursátil europeo es, por delante de EE UU, su principal apuesta. Y, dentro de éste, el Ibex aparece como el escenario favorito para invertir en los próximos meses. Pero lo más relevante es que también consideran que el Ibex ofrece mejores expectativas de inversión incluso que los mercados emergentes.

Detrás de la fortaleza de fondo del mercado español están, por un lado, la asunción de las políticas monetarias a uno y otro lado del Atlántico, la moderación del precio del petróleo y la disminución de las tensiones geopolíticas en Oriente Próximo, pero sobre todo la perspectiva de nuevas operaciones empresariales. Esta ausencia de riesgos evidentes a corto plazo -entre los que estaría una desaceleración brusca en EE UU- invita a la continuidad de la tendencia alcista. Los expertos, sin descartar una ligera corrección dada la rapidez de la subida reciente, vean los 13.000 puntos como objetivo factible del Ibex este año. En lo que parece haber unanimidad es en que el récord del 6 de marzo de 2000 (12.816 puntos) está al alcance de la mano, y con un mercado mucho más sólido que entonces.

El Ibex presenta otro aspecto positivo a considerar. Al recorrido al alza por el impulso de nuevas operaciones empresariales se une el hecho de que los tres grandes valores -Telefónica, Santander y BBVA- presentan un claro potencial -cotizan a un PER de 11 veces, frente a las 16 o 17 veces de los valores más pequeños-.

Un repunte de la inflación, subidas de tipos adicionales en EE UU, una nueva escalada del petróleo o un endurecimiento de las tensiones geopolíticas son riesgos latentes, pero a los que se ha acostumbrado el mercado. Sin ignorar el innegable potencial de los índices europeos, especialmente en sectores como el farmacéutico, el Ibex se configura como la estrella del momento. No está de más recordar que la prudencia, la diversificación y ser selectivo es la mejor estrategia.