æscaron;ltima

Los coches solares toman las calles de Barcelona

Si el tiempo lo permite, como en las grandes citas taurinas, el domingo se celebrará en Barcelona la quinta edición del Rally Solar. Una veintena de vehículos que emplean energía renovable para moverse recorrerán un circuito de 13 kilómetros por las calles de la capital catalana. No es un rally competitivo, porque no importa el ganador, sino demostrar que las bicicletas con asistencia al pedaleo, coches y furgonetas de emisión cero son cada vez una alternativa más real.

Del nombre del rally podría deducirse que los vehículos que participan funcionan únicamente con energía solar y no es exactamente así. En España sólo hay un coche que sea viable sin otro aporte energético que los rayos del sol. Es el Despertaferro, un prototipo creado por un grupo de estudiantes de Ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) en 1999 y que ahora se exhibe en el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Terrassa (Barcelona).

Los demás vehículos necesitan recurrir a la electricidad convencional para funcionar, como la furgoneta de Eco-car, con la que Josep Viver participará en el rally. La camioneta, de la marca francesa Bellier, lleva un enchufe estándar para cargarse en la red de 220 voltios e incorpora unos paneles solares que aumentan el aporte energético, pero que no evitan que sea necesario enchufarlos si se quiere cargar la batería en un tiempo aceptable. Puede alcanzar una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora y recorrer 75 kilómetros antes de ser enchufado otra vez a la red eléctrica.

La afición de Viver a los vehículos eléctricos le llevó a crear la empresa Eco-car, dedicada a la distribución de los mismos. 'Hoy en día una compañía de este tipo es inviable económicamente, aquí no hay la misma conciencia ecológica que en Alemania y Suiza, pero ya llegará', explica.

La furgoneta de Eco-car se vende al público por 17.500 euros, que con la subvención del 30% que concede la Generalitat por la compra de un vehículo eléctrico, baja hasta los 12.250. Viver asegura que el ahorro que se consigue en dos años utilizando electricidad en lugar de gasoil compensa la diferencia de precio existente entre su furgoneta y una convencional. Pero de momento, el elevado precio y las propias limitaciones técnicas de los ingenios eléctricos (50 kilómetros de velocidad máxima y 75 horas de autonomía) reducen su utilización a centros históricos de algunas ciudades, empresas de mensajería, a campos de golf o ambientes rurales. Los dos obstáculos desaparecerán en un periodo de tiempo que Viver no se atreve a pronosticar pero que asegura que no será demasiado largo. 'Cuando estos vehículos empiecen a fabricarse en la misma cantidad en que se producen los utilitarios normales, su precio bajará un 40%, y las prestaciones técnicas están mejorando día a día', asegura. China y Japón son los países que más investigan en esta materia y sus avances permiten pronosticar que en el plazo de dos años estarán disponibles las baterías que permitan una autonomía de 200 kilómetros.

El Rally Solar, organizado por la Fundación Terra y la ADTS (Asociación para la Difusión de Tecnologías Sostenibles), es una de las muchas actividades programadas dentro del I Festival Solar (www. festivalsolar.org) que se celebra este fin de semana en el Fórum de Barcelona, organizado también por la Fundación Terra. El encuentro, de entrada gratuita y que coincide con las fiestas de la Mercè, pretende divulgar a través de exposiciones, juegos y demostraciones la importancia de la eficiencia energética y de la energía renovable, y muy especialmente, de la solar.