Fusión

La Comisión Europea da luz verde a la fusión entre Abertis y Autostrade

La Comisión Europea ha aprobado hoy sin condiciones la fusión entre la española Abertis y la italiana Austostrade, alegando que la unión de ambas empresas no alterará de forma significativa la competencia en el mercado europeo. El Gobierno italiano, por su parte, ha hecho pública su "satisfacción" ante la decisión del Ejecutivo Comunitario.

Las razones esgrimidas por la Comisión para la aprobación si condiciones de la fusión se centran en el hecho de que, a pesar de que las dos compañías tienen actividades similares en el mercado europeo de concesión de autopistas, se enfrentan a otros "competidores significativos" y además operan en diferentes países europeos.

El Gobierno de Romano Prodi ya había expresado sus reparos respecto a la fusión de la concesionaria de autopistas española con Autostrade, llegando incluso a amenazar con el veto a la operación, ya que según la legislación del país, las empresas constructoras no pueden participar en las que gestionan autopistas, por considerar que se trata de intereses en conflicto.

Sin embargo, el Ejecutivo italiano ha anunciado hoy, por medio de su ministro de Infraestructuras, Antonio Di Pietro, que se muestra "satisfecho" ante la decisión de la Comisión. Di Pietro ha explicado que el Ejecutivo del que forma parte ha "tomado nota de la decisión y estamos satisfechos", asegurando que "jamás hemos puesto en duda la fusión, lo que hemos puesto en tela de juicio es la transferencia automática de las concesiones".

La mayor empresa de concesionarias de autopistas

El proyecto de fusión de la española Abertis y la italiana Autostrade fue anunciado el pasado abril y, tras recibir el visto bueno de los accionistas de ambas compañías, fue notificado a la Comisión. La fusión daría lugar a la mayor empresa de concesionarias de autopistas del mundo y permitiría a Abertis controlar parte de la red de carreteras italianas.

La actividad principal de Abertis, cuyo primer accionista es la española ACS, es la gestión de autopistas de peaje en España, Francia (a través de SANEF), Portugal, Italia, Reino Unido, Argentina, Puerto Rico, Chile y Colombia. La compañía española también está presente indirectamente en la gestión de áreas de servicio en carretera (por medio de su participación en Areamed), en infraestructuras de telecomunicaciones (a través de Abertis Telecom), gestión de aeropuertos, servicios de párking de vehículos y servicios logísticos.

Por su parte Autostrade, controlada por la familia Benetton, es la sociedad financiera de Autostrade, titular de la concesión para la gestión y mantenimiento de la red italiana de autopistas de peaje. Además, la italiana presta servicios accesorios en el sector de la gestión de autopistas de peaje.

La transacción propuesta se llevará a cabo mediante la incorporación de Autostrade en Abertis. Como resultado se creará una nueva entidad que llevará el nombre de "New Abertis".