Aumento

Comisiones eleva en 1.500 millones el coste de la reforma fiscal previsto por el Gobierno

La reforma fiscal (IRPF y sociedades), en trámite parlamentario en el Senado, va a costar al erario público mucho más de lo que se suponía. El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, la cifró inicialmente en 4.000 millones de euros dato que elevó a 5.300 millones, una vez incluidas las últimas modificaciones en el Congreso, que han supuesto, entre otros asuntos, el mantenimiento de algunas deducciones en el impuesto de sociedades. Pero el coste puede ser aún superior a juzgar por los análisis posteriores que van realizando los gabinetes de estudios especializados.

Un documento elaborado por el gabinete económico de CC OO presentado ayer conjuntamente por Miguel Ángel García y Fernando Puig-Samper estima que la pérdida recaudatoria para Hacienda llegará a 6.800 millones de euros al año, incluidos los retoques en IRPF y sociedades, unos fondos 'que se podrían destinar a una mayor cobertura social'.

Además, la rebaja fiscal, en su opinión, llega a destiempo siendo procíclica. 'No es bueno insuflar 6.000 millones de renta adicionales cuanto la economía está creciendo a buen ritmo y tenemos el déficit exterior más alto de Europa. Sus efectos provocarán más consumo, más inflación y más desequilibrio por cuenta corriente', comentó Miguel Ángel García.

Tanto Puig como García avisaron también de la 'regresividad' del nuevo impuesto, que supone un 'continuismo sobre la política tributaria de los Gobiernos del PP' y en donde 'las rentas medias serán, una vez más, las menos beneficiadas'.

Según el documento, una parte muy importante de la rebaja se distribuirá entre los contribuyentes con menores ingresos. Pero habrá también una importante parte de la tarta para los que ganan más. 'El 3% de los contribuyentes con rentas más altas (superiores a 60.000 euros anuales) se ahorrarán unos 550 millones de euros, es decir acapararán el 25% de la rebaja global del IRPF', denunció García.

En cambio, los contribuyentes con ingresos anuales entre 15.000 y 35.000 euros 'sólo tendrán rebajas medias entre el 1% y el 3% de la cuota íntegra a pagar', declaró el economista de CC OO.

Menor deducción por vivienda

El documento incluye algunas propuestas fiscales de Comisiones Obreras, alternativas a la reforma del Ejecutivo. Entre ellas figura una tributación proporcional para las rentas del ahorro, en vez de la que se encuentra en el proyecto de ley (un 18% general, con independencia del nivel de renta y plazo de generación). También estiman oportuno la paulatina desaparición de la deducción por compra de vivienda, 'que sólo sirve para elevar el precio final de los inmuebles en el mercado, llenando las arcas de los promotores', al tiempo que se destine más dinero a la promoción del alquiler. Otras propuestas pasan por permitir una mayor deducción por aportaciones a planes de pensiones colectivos que a planes individuales.