_
_
_
_
Respiro

Las últimas bajadas del petróleo apenas benefician al consumidor

El respiro que se ha tomado el petróleo durante el periodo estival no se ha sentido de igual manera en el bolsillo de las petroleras que en el de los ciudadanos. Mientras que el precio que pagan las primeras por el barril de Brent ha bajado un 19,2% en el último mes, el descenso ponderado del gasóleo y la gasolina sin plomo ha sido del 4,2% en el mismo periodo.

Las petroleras se resisten a trasladar las bajadas de los precios del petróleo a los combustibles, a pesar de los acusados descensos que ha sufrido el precio del crudo a partir del 8 de agosto, cuando marcó el máximo del año, con un precio de 78,65 dólares por barril de Brent. De hecho, el precio de la gasolina y el gasóleo que va de los surtidores a los coches tiene que bajar mucho más para equipararse a los descensos que se han producido en los precios que pagan las petroleras.

Según los datos facilitados a este periódico por la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), el precio del Brent ha bajado desde el 8 de agosto un 19,2%, mientras que la gasolina sin plomo lo ha hecho un 9,8% y el gasóleo tan sólo un 2,9%. La media ponderada de ambos combustibles establece que el descenso conjunto ha sido de un 4,2%, teniendo en cuenta que el consumo de gasóleo supone el 83,9% del total en España y la gasolina el 16,1% restante, según el último boletín de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), dependiente del Ministerio de Industria.

Con estos datos, el precio del Brent ha bajado casi cinco veces más que la media ponderada de los combustibles. Si se compara por separado, la gasolina se ha reducido la mitad que el crudo y el gasóleo sólo ha descendido una quinta parte.

La diferencia entre las bajadas de ambos combustibles se explica por la dieselización del parque automovilístico. Algo que irá en aumento, ya que el 70% de los vehículos que se matricularon en los ochos primeros meses de este año circulan con gasóleo, según los datos de la patronal Anfac. A ello se suma el déficit de las refinerías españolas, ya que dado el volumen de gasóleo que se consume no tienen suficiente capacidad para cubrir la demanda nacional, con lo que se tiene que importar de otros países. Esto influye igualmente para que el precio de venta al público del gasóleo descienda más lentamente que en el caso de la gasolina, donde España no tiene que importar.

Las diferencias en los descensos son bastante significativas si se comparan los combustibles que pagan los ciudadanos y los productores. La cotización internacional de la gasolina sin plomo ha bajado desde el 8 de agosto un 29,6%, mientras que la del gasóleo descendió un 14,1%. Esto supone que el precio de la gasolina para los consumidores sólo ha bajado una tercera parte de lo que lo ha hecho para las petroleras, mientras que para el gasóleo la bajada tan sólo ha representado una quinta parte.

El margen de beneficio también crece

Las bajadas de precio experimentadas por el petróleo en el último mes también ha servido para que las petroleras hayan aumentado de forma importante su margen bruto de beneficio en el último mes.Este margen se obtiene de la resta del precio antes de impuestos en gasolinera y del precio que paga la petrolera por el litro de gasolina o gasóleo que adquiere ya refinado. Así, el margen bruto de las petroleras asociadas en la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos durante el 8 de agosto era de 0,112 euros por litro de gasolina y de 0,102 euros por litro de gasóleo. El 11 de septiembre, más de un mes después, el margen bruto de la gasolina ha subido un 36% hasta los 0,153 euros por litro en el caso de la gasolina y el gasóleo ha subido un 39,2% hasta 0,142 euros por litro.El incremento del margen tiene su explicación en que cuando se producen escenarios de precios altos del petróleo, las petroleras no trasladan toda la subida a los consumidores, con lo recortan su margen de beneficio. Esta situación se invierte en un escenario de precios bajos como el actual, en el que las productoras no trasladan toda la bajada y mejoran su margen bruto.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_