Administración

El Gobierno sube un 19% el sueldo de su personal laboral

El Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) empleará en los próximos cuatro años 96 millones de euros en actualizar las retribuciones de más de 61.000 empleados públicos laborales de la Administración General del Estado.

Jordi Sevilla firmó ayer con las organizaciones sindicales UGT, CC OO, CSI-CSIF y la gallega CIG, con el apoyo de la vasca ELA-STV el II Convenio æscaron;nico para el personal laboral de la administración central. Los 61.802 trabajadores que se verán concernidos por el nuevo acuerdo recibirán una subida media del 19% que recibirán en cuatro años, concretamente en el periodo 2005-2008.

No obstante, la subida no afectará por igual a todos los colectivos, pues los grupos profesionales con las retribuciones más bajas recibirán una mayor subida, que en algunos casos variará entre un 26% y un 33%.

El convenio, que entra en vigor con una año de retraso, tiene carácter retroactivo desde el primero de enero de 2005, por lo que en los próximos días todos los empleados públicos beneficiados recibirán una paga que de media alcanzará los 2.046 euros.

Entre las mejoras laborales pactadas entre el MAP y los sindicatos cabe mencionar que desde 2006, ningún empleado laboral de la Administración General del Estado cobrará menos de 1.000 euros al mes y para el final de la vigencia del convenio (2008) el salario mínimo de un trabajador con contrato laboral será de 14.000 euros anuales (1.140 euros al mes).

En palabras de Jordi Sevilla, el acuerdo es 'un acto de justicia hacia un colectivo de empleados públicos que no siempre ha estado suficientemente reconocido'. Fuentes del Ministerio resaltan que la subida no busca tanto compensar por la pérdida de poder adquisitivo de este colectivo, sino igualar a los laborales con el personal funcionario.

Complementos de puesto

Igualmente, en el acuerdo suscrito ayer se crean complementos de puesto para 35.000 empleados, más de la mitad de colectivo. Estos complementos supondrán un aumento de las retribuciones y podrán sentar las bases para el diseño de una carrera profesional entre los laborales de la Administración central que no ha existido hasta ahora.

Por otro lado, el acuerdo de estos contratados incorpora todas las medidas establecidas para conciliar la vida laboral y familiar aprobadas para los funcionarios.

Reducción de grupos profesionales

El acuerdo conlleva además de una mejora laboral, una simplificación de las categorías profesionales que contemplaba el anterior acuerdo. Así, se reduce de ocho a cinco, lo que supone también una mejora económica, pues los de la categoría más baja se equiparan salarialmente con los de la categoría que les absorbe. Más de 25.000 trabajadores ascenderán de escalafón.

Esta modificación supone un modelo organizativo que asemeja a los laborales con los funcionarios.

Establece un nuevo sistema de provisión de puestos, con dos instrumentos: los concursos de traslados interdepartamentales, abiertos y permanentes, y convocatoria única que incluirá plazas para su cobertura por promoción interna y acceso libre. Las áreas funcionales pasan de siete a tres: gestión y servicios comunes, técnica y profesional y actividades específicas.