Autopistas

Europistas, condenada a indemnizar a los afectados por las retenciones en la AP-1 en 2004

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a la empresa concesionaria de la autopista AP-1 (Burgos-Armiñón), Europistas, a indemnizar a las personas que

quedaron atrapadas en esta vía en el temporal de nieve de los días 27 y 28 de enero de 2004. El abogado de la Asociación de Usuarios de Servicios de Banca

(AUSBANC), Aitor Beldarrain, que fue el que formuló en su día la demanda colectiva, considera "histórica" la resolución de la Audiencia Provincial de Burgos, que establece que la empresa concesionaria de la autopista de peaje debe resarcir a los usuarios no sólo por el daño económico, sino por el daño psicológico o moral.

"La trascendencia de la sentencia es enorme, hasta el punto de que estudiamos utilizar la vía que abre para denunciar el colapso que se produjo este verano en el aeropuerto del Prat para pedir que se compense económicamente a los usuarios afectados", ha asegurado Aitor Beldarrain.

El abogado afirmó que esta denuncia se basaría en la que se formuló para pedir indemnizaciones para las personas que quedaron atrapadas en la AP-1 (Burgos-Armiñón) durante varias horas durante el temporal de nieve.

Aunque el juzgado de primera instancia de Burgos rechazó las pretensiones de AUSBANC, la Audiencia Provincial de Bugros, en una sentencia que ya ha sido recurrida en casación ante el Tribunal Supremo por la empresa concesionaria, obliga a Europistas a pagar 150 euros a cada persona afectada, además de devolver íntegro el importe del peaje, de poco más de 15 euros.

Según el letrado de AUSBANC, el temporal dejó atrapadas en la autopista a entre 4.000 y 6.000 personas, por lo que Europistas podría tener que llegar a pagar unos 600.000 euros. Sin embargo, la propia sentencia, según reconoció Beldarrain, establece que para recibir esta indemnización habrá que demostrar fehacientemente que el solicitante se encontraba entre los afectados.

En este sentido, reconoció que "en ocasiones será difícil demostrar cuántas personas viajaban en cada vehículo, aunque al menos se recibirá por cada uno de ellos una indemnización completa por daño psicológico o moral y por el perjuicio".

El abogado explicó que cualquier reclamación de daño concreto que vaya más allá del establecido en la demanda colectiva interpuesta por AUSBANC tendría que ser objeto de un nuevo proceso judicial. Para el letrado, la sentencia de la Audiencia Provincial corrige la emitida por el juzgado de primera instancia, que atribuía lo ocurrido a razones de fuerza mayor provocadas por las inclemencias meteorológicas.

Falta de información

En su lugar, según Beldarrain, la sentencia de la Audiencia provincial establece que la empresa Europistas no fue suficientemente diligente pese a ser concesionaria de una autopista del norte de Burgos donde la caída de nieve "no es un hecho inusual".

El abogado añadió que, según la sentencia, la empresa no informó debidamente a la administración, que se enteró después de la gravedad de lo que estaba ocurriendo, y "permitió que siguieran entrando vehículos sin siquiera informar a los conductores, pese a conocer el colapso".

Beldarrain explicó que, al estar presentada por la división de consumidores y usuarios de la asociación, la sentencia sólo es aplicable a particulares, aunque adelantó que estudian la posibilidad de iniciar otro procedimiento judicial desde AUSBANC-empresas, para que también estas puedan acceder en el futuro a una indemnización.

La asociación va a solicitar también en los próximos días la ejecución provisional de la sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos para que las indemnizaciones puedan cobrarse antes de la resolución del Tribunal Supremo.