Cuentas corrientes

Ahorro sin aspiraciones

Las cuentas corrientes han sido siempre el patito feo entre los productos de ahorro. Sólo las entidades de banca directa han mantenido candente el atractivo de estos productos, y hoy siguen a la vanguardia. ING Direct y Openbank trasladaron esta semana el alza del precio del dinero a sus cuentas corrientes. El banco holandés elevará la rentabilidad de la Cuenta Naranja del 2,45% al 2,65% TAE a partir del próximo 1 de octubre. Es el segundo incremento del año, con una mejora en total de 40 puntos básicos de rentabilidad pese a que los tipos de interés han subido desde el 2% previo a diciembre de 2005 al 3% actual. 'Las cuentas de alta remuneración son el producto más vendido en los bancos de Internet y hay que sopesar mucho un aumento de su rentabilidad por el efecto que tiene en los márgenes', reconocen fuentes financieras.

Openbank ha replicado rápidamente el movimiento de su rival y elevará la remuneración de su cuenta del 2,30% al 2,50% TAE, frente al 2,10% de junio, y también a partir del 1 de octubre. Al igual que la cuenta de ING, la de Openbank no exige importe mínimo, no tiene gastos ni comisiones y permite disponer del dinero en todo momento. Sin embargo, el cliente no puede domiciliar en ella su nómina.

José Manuel Artal, jefe de innovación y desarrollo de productos de Ibercaja, señala que 'la actualización de las subidas de tipos en las tarifas de las cuentas corrientes se está retrasando' y reconoce que la ofensiva comercial de la banca en el terreno del pasivo se centra ahora en los depósitos, que 'permiten un crecimiento más estable del balance, a más plazo, con más compromiso del cliente'. Aun así, Ibercaja ha decidido renovar su cuenta Ahorro Plus 5, que ofrecerá a partir del 15 de septiembre y sólo para nuevos clientes el 4% TAE, la mayor rentabilidad del mercado, durante cuatro meses, tras los que el rendimiento queda en el 2,5% TAE. La caja decidió esta misma semana elevar esta rentabilidad desde el 2,35%.

Uno-e intenta competir en este terreno con una cuenta al 2,50% TAE pero que exige la domiciliación de la nómina o una transferencia mensual superior a 500 euros. A cambio, ofrece gratis transferencias nacionales y con la UE.

Internet es el caldo de cultivo propicio para las cuentas de alta remuneración también en la banca tradicional. Así, Caja Madrid oferta una cuenta al 2,53% TAE, con total liquidez y sin comisiones pero sólo disponible por Internet y para importes procedentes de otras entidades. Citibank oferta una cuenta también al 2,5% TAE, sin importe mínimo y la posibilidad de contratar un depósito a un mes al 10% TAE.

Como en cualquier otro producto de ahorro, la rentabilidad se agranda a medida que se endurecen las condiciones. Inversis remunera una cuenta al 3,5% TAE para un saldo medio de más de 3.000 euros gestionado por la entidad.