Cotización

Los rumores de verano dan alas a la acción de BBVA

Cuenta el refranero bursátil que hay que comprar con el rumor y vender con la noticia. Durante este verano los inversores se han apoyado en esta máxima para comprar acciones de BBVA, sin que por el momento se haya producido la noticia. No es la primera vez que el mercado especula con la posibilidad de que BBVA sea objeto de una opa. Pero esta vez ha permitido a la acción encaramarse hasta los niveles más altos alcanzados con posterioridad a la fusión de BBV y Argentaria, si bien no se han batido los máximos de BBV en 1998. El pasado 4 de septiembre, la entidad presidida por Francisco González alcanzaba su récord a la altura de los 18,3 euros, y tras experimentar un alza del 23% desde el mínimo anual que alcanzó en 14,91 euros el 13 de junio.

'Los precios actuales no descuentan una operación a corto plazo', afirma Javier Bernat, analista de Caja Madrid Bolsa. 'Habría que pagar más de lo que cotiza en estos momentos'.

A mediados del mes de agosto los títulos de la entidad se dispararon en Bolsa y subieron durante cinco sesiones consecutivas en previsión de lo que parecía una opa inminente sobre el valor. Se especulaba entonces con tres nombres extranjeros: Société Générale, Citigroup y HSBC. Esta semana afirmaba un medio de comunicación digital que Santander y Banco Sabadell preparan otra opa, ésta de manera conjunta, sobre el grupo bancario.

¢Veo a BBVA más como comprador¢, afirma un analista. ¢No como una compañía susceptible de recibir una oferta de compra¢

BBVA 2,46 5,26%

'No tiene lógica de mercado que BBVA reciba una opa', señala Mariano Colmenar, analista de Credit Suisse. 'Es un banco que va muy bien y está muy bien gestionado. Además, el momento del ciclo económico no es el más adecuado, con desaceleración en el mercado inmobiliario'. Esto último afecta al sector bancario en la medida que puede desacelerar el crecimiento del mercado hipotecario, una de las piedras angulares del negocio doméstico.

'No doy validez a los rumores. Veo a BBVA más como comprador', afirma David Fernández, de Inverseguros. 'Y el que fuera Société Générale lo veo aún menos probable, porque son bancos de similar tamaño. La operación tendría que ser amistosa'. Tampoco dan pábulo los analistas al rumor de opa por parte de un gigante anglosajón como Citigroup o HSBC. Más que nada porque la banca británica y estadounidense, salvo excepciones, han mostrado históricamente poco interés por el mercado español. 'La suma de BBVA y HSBC daría lugar a un banco con una cuota de mercado en México de más del 35% y sería necesario vender activos', explica Mariano Colmenar, que no ve muy posible una operación de estas características. 'Nos cuesta ver una operación así. BBVA tiene una capitalización de 60.000 millones de euros y cualquier compañía que vaya a realizar una operación de ese tamaño debería tenerla prevista en su plan de inversión y someterla al dictamen de los accionistas', subraya Prem Thapar, gestor de BNP Paribas Asset Management.

'Veo a BBVA más como un comprador que como un banco que va a ser comprado', declaraba esta semana a Bloomberg Diego Barrón, analista de Fortis Bank. También esta semana la prensa italiana lanzaba el rumor de que BBVA podría estar preparando la compra de la Banca Lombarda, tras renunciar a tomar el control de Banca Nazionale del Lavoro. 'El banco ha sabido aprovechar las oportunidades de compra, pero creo que esperará hasta 2007 para realizar más', opina Bernat. La entidad anunció en junio la compra de dos bancos estadounidenses, Texas Regional y State National, por 2.099 millones de euros.

Al margen de los rumores, BBVA es una entidad que en general gusta a analistas y gestores. 'La tenemos en cartera', reconoce Thapar. 'Nos gusta mucho como compañía de crecimiento'. El grupo bancario está creciendo a ritmos del 15% anual y ha sabido compensar el estrechamiento de márgenes en España con el crecimiento en México, mercado que aportó el 35% del beneficio antes de impuestos en 2005.

'La perspectiva de México es espléndida', afirma Javier Bernat, de Caja Madrid. 'Es un país con estabilidad macroeconómica y calidad en su calificación crediticia, que ha demostrado que los conflictos políticos, como el electoral más reciente, cada vez afectan menos a la marcha de la economía'.

Un valor con buenas recomendaciones

BBVA gusta, y mucho, a los analistas. De hecho, es para algunos uno de los bancos más atractivos de Europa en estos momentos. 'A pesar de la reciente evolución en Bolsa (un 6% más que sus competidores europeos en los últimos tres meses), creemos que la valoración del banco sigue siendo atractiva', sostienen los analistas de JPMorgan en un informe publicado a comienzos de esta semana. El banco de inversión recomienda sobreponderar, con un objetivo en 19,5 euros por acción, esto es, un 10,7% sobre los 17,61 de cierre del viernes.

Las recomendaciones de compra han sido abundantes en las últimas semanas, sobre todo a raíz de la presentación de resultados el pasado 26 de julio. Los precios objetivos más recientes oscilan entre los 18 y los 20 euros, es decir, una banda de subida entre el 2,2% y el 13,5%.

Tras las últimas subidas, algunos analistas han moderado su optimismo, al no encontrar motores capaces a corto plazo de impulsar la acción más allá. El jueves, el banco alemán Dresdner Kleinwort rebajó su recomendación de acumular a mantener, aunque el precio objetivo, 18,9 euros, aún deja un margen del 7,3%.

'Hasta ahora hemos recomendado acumular, pero hemos rebajado a mantener', relata Javier Bernat, de Caja Madrid Bolsa.

BBVA acumula un alza del 16,78% en 2006, frente al 11,91% que gana de media el sector europeo. 'Cotiza con una ligera prima, pero la tasa de crecimiento de beneficios de BBVA es superior a la media europea', sostiene Prem Thapar, de BNP Asset Management.