Las cuentas del gigante de la distribución

Las dependientas podrán vestir con pantalones a partir del verano de 2007

La responsabilidad social corporativa empieza a ocupar un lugar importante en la gestión de El Corte Inglés, que dedica en su memoria anual unas páginas especiales a su relación con los empleados, proveedores y el medio ambiente.

En lo que se refiere a políticas de igualdad, las mujeres, que representan el 61,3% del personal y visten uniforme con falda, han logrado que la compañía les autorice a vestir con pantalones. Los hombres que trabajan en el grupo deben ir vestidos con traje. En todo caso, las nuevas prendas no estarán disponibles hasta el próximo verano.

Otra de las medidas más llamativas es la puesta en marcha de un procedimiento para la prevención y tratamiento del acoso moral y sexual. La media de edad de los empleados es de 35 años con una antigüedad de nueve años. Se han impartido más de dos millones de horas lectivas entre cursos presenciales y online.

Los proveedores del grupo suman unos 30.200, de los cuales 2.200 están fuera de la UE. La compañía les ha hecho firmar a todos ellos un código ético de acuerdo con el Pacto Mundial de Naciones Unidas.