EDITORIAL

Dividendos y bonos

Las incertidumbres sobre el crecimiento económico en Alemania, en particular, y en la zona euro en general así como las dudas sobre el dinamismo de EE.UU han recortado la rentabilidad de los bonos a niveles de marzo de 2005. Con estos activos en el 3,78% su atractivo como inversión empieza a flaquear ante las empresas que ofrecen rentabilidades por dividendo similares o incluso superiores. Parece tratarse en todo caso de un punto de inflexión coyuntural en la evolución de los bonos ya que existe consenso sobre la reactivación de las economías germana y francesa, persiste la presión inflacionista de las materia primas y los analistas esperan nuevas subidas de tipos del BCE. Sin embargo, hay que se prudentes. La exportación europea puede resentirse por subidas adicionales del euro y la actividad económica por los precios del crudo. El último trimestre debería aclarar el panorama a los inversores.