Relajación

Los créditos hipotecarios empiezan a dar síntomas de una leve ralentización

Las familias españolas debían a finales de junio 526.310 millones de euros en préstamos hipotecarios, una cifra que representa un nuevo récord histórico y que, sin embargo, supone un crecimiento interanual del 23%, el menor registrado desde 2003.

Según los últimos datos estadísticos del Banco de España, entre junio de 2005 y el mismo mes de este año, creció 98.482 millones de euros, lo que confirma la ligera relajación registrada en mayo, cuando la deuda hipotecaria creció el 23,1%, mientras que durante los últimos años, los incrementos superaban mes a mes el 24%.

Esta ligera rebaja en el crecimiento del crédito hipotecario, a falta de que se consolide en los próximos meses, podría ser el primer indicio de una cierta relajación en el mercado de la vivienda y de la mayor prudencia de bancos y cajas a la hora de conceder préstamos, como viene exigiendo el Banco de España. No obstante, los expertos consultados consideraron que aún es pronto para aventurar una tendencia descendente y añadieron que con niveles del 23% el incremento de la deuda hipotecaria de los hogares se mantiene 'firme'.

Subrayaron que mientras el precio de la vivienda siga al alza, al igual que los tipos hipotecarios, poco se puede hacer para frenar el crédito hipotecario.

De hecho, el pasado jueves se conocieron los nuevos datos sobre el euribor a un año, el índice que más se utiliza para calcular el interés de las hipotecas, que en julio subió hasta el 3,539% y todo apunta a que agosto puede finalizar en el 3,7%.

Otros préstamos

¦bull; La deuda no hipotecaria de las familias corresponde a otros tipos de préstamos, como los de consumo, que ascendieron a 193.473 millones de euros a junio, un 15,8% más, así como a préstamos del exterior, que sumaron 1.150 millones, el 23,9% más que en 2005.