Pérdidas

Las rivales de Telefónica pierden la batalla por el ADSL

El efecto de los ADSL a velocidades supersónicas se ha diluido; Telefónica ha redoblado su ofensiva para opacar a sus competidores y los rivales han acusado el ataque. ¿Resultado? Frenazo en seco del crecimiento que acumulaban, hasta el punto de que France Télécom, Deutsche Telekom y Ono pierden cuota en los primeros meses del año.

Por un lado, una captación de clientes menor a la registrada durante los primeros meses de 2005. Por otro, resurrección en toda regla del dueño de más de dos de cada tres usuarios de ADSL que hay en España: Telefónica. Dos fenómenos han confluido para hacer la vida un poco más difícil a las rivales del ex monopolio y los datos confirman que, por ahora, están perdiendo la partida.

La auditora de este proceso es la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Sus analistas no se han ido de vacaciones y en pleno mes de agosto han hecho públicas las cifras de número de clientes y cuota en el mercado del ADSL a cierre del primer trimestre.

Según estos números, Telefónica terminó el mes de marzo con el 71,5% de la cuota de mercado medida por ingresos y del 68,2% si se computa por usuarios.

TELEFÓNICA 7,75 0,90%

El problema ante estos datos es doble. Telefónica no sólo mantiene una parte muy importante de la tarta de la banda ancha después de años de competencia, sino que la está aumentando. Y es que las ofertas de velocidades hasta de 20 megas que marcaron el momento más dulce de sus rivales están perdiendo intensidad, mientras que la ofensiva del ex monopolio continúa imparable.

En los tres primeros meses del año, Telefónica captó casi 330.000 usuarios; el triple que todos sus rivales juntos. Por supuesto, nadie logró seguir este ritmo, así que la consecuencia es una caída de cuota en ADSL de sus tres grandes competidores: France Télécom -Wanadoo-, Deutsche Telekom -Ya.com- y Ono.

Pero esta situación no es cosa sólo de un trimestre. Si a los datos de los primeros meses de este ejercicio se suman los del último periodo de 2005 las cifras son incluso más llamativas, sobre todo si se comparan con el semestre precedente.

Ahí se ve claramente cómo Telefónica pisa el acelerador. Pasa de ganar menos clientes de ADSL que el conjunto de sus rivales -lo que sucedió entre abril y septiembre del año pasado- a captar casi 800.000 -entre octubre de 2005 y marzo de este ejercicio- y sacar así varias cabezas de ventaja a sus perseguidoras.

Queda por ver el efecto que tienen en la competencia las nuevas ofertas de triple play -ADSL, llamadas y televisión- que han lanzado o están a punto de sacar al mercado las principales rivales de Telefónica. El ex monopolio tiene la suya desde hace tiempo, pero el resto ha tardado en reaccionar. Será casualidad o no, pero la única que ofrecía televisión a través de ADSL en el primer trimestre era Jazztel. También es la única que gana cuota en este periodo, junto con Telefónica, por supuesto.

La televisión interactiva, sin embargo, no ha logrado reavivar el crecimiento de France Télécom en España, que la lanzó a finales de mayo con nulo impacto -o, incluso, negativo-, según sus datos del segundo trimestre.

Deutsche Telekom todavía no ha puesto en el mercado su versión audiovisual, así que habrá que esperar el tercer o al cuarto trimestre para ver los resultados.

Mal segundo trimestre para France Télécom y Jazztel

Los datos que ha publicado la CMT no van más allá de marzo, pero hay tres operadoras que han comunicado ya cifras del segundo trimestre. France Télécom España es una de ellas. La matriz divulgó el número de clientes de ADSL a cierre de junio cuando publicó en Francia las cuentas semestrales, y los números no son positivos. La firma cuenta con 593.000 consumidores de ADSL en España, sólo 7.000 más que tres meses antes. El incremento es bastante inferior al del trimestre anterior, así que el lanzamiento de la televisión ha tenido un efecto nulo.

Tampoco ha sido un buen trimestre para Jazztel, que pierde clientes de ADSL entre abril y junio, aunque logra aumentar el número de usuarios en servicio. Y también Telefónica reduce su ritmo de captación, aunque en su caso culpa a la CMT de este suceso, por parar sus ofertas.

Curiosamente, tanto France Télécom como Jazztel tienen claras divergencias entre la cifra de clientes de ADSL que proporcionan a la CMT y la que publican en sus resultados. La que dan al regulador siempre es inferior a la que ofrecen al mercado.