Contra opa

Sanahuja y Rivero tienen cinco días para variar las ofertas por Metrovacesa

El Consejo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobó el viernes la contra opa del presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y del empresario valenciano Bautista Soler por el 26% del capital de la inmobiliaria, a un precio de 80 euros por acción. Tanto el presidente de Metrovacesa como la familia Sanahuja podrán modificar las condiciones de sus ofertas en el quinto día hábil de Bolsa y en sobre cerrado, según establece la ley de opas. El valor en Bolsa de Metrovacesa subió el viernes un 3,69%.

La opa de Rivero y Bautista Soler se presentó ante la CNMV el pasado 5 de mayo, después de que la familia Sanahuja, a través de Cresa, lanzara otra oferta el 1 de marzo sobre el 20 % del capital de Metrovacesa. En esa operación los Sanahuja ofrecían 78,10 euros por título para elevar su participación del 24,3% a algo más del 44%.

La familia catalana trató de modificar su oferta para que fuera aceptada por la CNMV sin tener que cumplir la exigencia de lanzar una oferta por el 100%, pero el organismo regulador rechazó esa solicitud. Igualmente, los Sanahuja trataron, el mismo día que Rivero y Soler lanzaron su contraopa, de mejorar su oferta, por encima de los 80 euros por acción, pero tampoco lo lograron al presentar su oferta después de la de Rivero y Soler.

Por otro lado, Gecina, filial en Francia de Metrovacesa, anunció el viernes que estudia sacar a Bolsa su negocio residencial. Metrovacesa explicó en un comunicado que la idea es que la nueva empresa empiece a cotizar antes de finales de año. La transacción se realizaría 'mediante la transferencia de los activos residenciales de Gecina y de algunas de sus filiales a una compañía especializada en este sector'.

La compañía española aseguró que la empresa resultante se convertiría en 'la compañía cotizada patrimonialista dedicada al alquiler de viviendas más grande de Europa y una de los cinco primeras inmobiliarias francesas' cotizadas.

Opv en Francia

Metrovacesa informó el viernes que estudia sacar a Bolsa antes de finales de año el negocio residencial de la francesa Gecina. Aseguró que, de llevar a cabo la operación, se trataría de la primera inmobiliaria cotizada de Europa dedicada al alquiler de viviendas.