La batalla energética

El Gobierno ultima un pacto con Eon para despejar la opa sobre Endesa

El Gobierno español envió ayer a Bruselas sus argumentos jurídicos para defender la ampliación de competencias de la Comisión Nacional de la Energía. Bruselas cree que esa reforma otorga a la CNE unos poderes demasiado discrecionales.

El departamento comunitario de Mercado Interior indicó ayer que esperaba de manera inminente la llegada de la respuesta del Gobierno española a su expediente sobre la ampliación de poderes de la Comisión Nacional de la Energía. 'Sabemos de buena fuente que ya la han enviado, aunque todavía no nos haya llegado materialmente', aseguró el portavoz oficial del comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

España cumple así el plazo concedido por Bruselas para responder a la carta de emplazamiento enviada por el equipo de McCreevy el pasado 3 de mayo. Esa misiva supone la primera fase del procedimiento disciplinario que Bruselas pone en marcha cuando detecta una posible violación del Tratado de la UE en algún Estado miembro. El plazo inicial para responder expiraba el pasado 3 de julio, pero McCreevy, a petición de España, lo prorrogó hasta finales de este mes.

La Comisión analizará ahora todos los argumentos jurídicos esgrimidos por el Gobierno para defender la extensión de la llamada función 14, o mecanismo que desde febrero permite a la CNE pronunciarse sobre la adquisición de empresas energéticas, con independencia de la nacionalidad de la adquirente. Antes, la CNE sólo examinaba la operación cuando la empresa compradora era española y pertenecía al sector energético.

ENDESA 20,88 -0,38%

El Gobierno insiste en que el nuevo régimen de autorización evita los efectos discriminatorios (hacia las empresas españolas) de la normativa anterior, al tiempo que detalla mejor los factores que la CNE debe tener en cuenta en su análisis.

Si estos argumentos no convencen al comisario, Bruselas podría denunciar a España ante el Tribunal de la UE. La decisión, sin embargo, no se tomará antes de primeros de septiembre.

McCreevy, a priori, considera 'vagos e imprecisos' los motivos que puede invocar la CNE para vetar una operación, sobre todo, los relativos a la protección del interés general y la seguridad pública. La desconfianza se acentúa porque la ampliación de los poderes de la CNE se aprobó unos días después de que Eon anunciase su opa sobre Endesa.

Kroes niega que tenga un dictamen sobre Eon

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, negó ayer que su departamento haya elaborado ya un dictamen para anular las medidas que la CNE imponga a la opa de Eon sobre Endesa. 'No puedo confirmarlo, puedo negarlo', aseguró ayer un portavoz oficial de la comisaria. La Comisión asegura que esperará a conocer la resolución de la CNE antes de adoptar una postura. Kroes puede tomar una decisión comunitaria adoptando esa resolución si considera que el organismo presidido por Maite Costa ha invadido sus competencias exclusivas. 'Sólo reaccionaremos cuando lo sepamos y, en este momento, no lo sabemos', precisó el mismo portavoz comunitario. Fuentes del Gobierno español expresaron ayer su confianza en que las condiciones que imponga la CNE a Eon no provocarán un conflicto con Kroes.