Servicios

Economía endurecerá el control de giros por número y cantidad los giros de más de 3.000 euros

El Ministerio de Economía fijará en 3.000 euros el umbral a partir del cual se debe acreditar el origen del dinero remitido mediante un giro. Este control se impondrá a cada transferencia realizada en metálico. Y si el remitente opera varias veces en una entidad, ésta tendrá la obligación de controlar que no efectúa envíos superiores por este importe en tres meses.

Apenas quedan unos ajustes, pero Economía ya ha decidido el importe a partir del cual endurecerá los controles sobre las remesas: 3.000 euros por operación. A partir de esta cantidad, el remitente deberá acreditar documentalmente el origen del dinero, por ejemplo, mostrando su nómina del trabajo.

Según fuentes cercanas a la decisión, la norma deberá estar lista en cuestión de semanas y contempla algunos requisitos adicionales. Así, exige a las entidades financieras que controlen las operaciones realizadas por sus clientes. Cada agente deberá asegurarse de que nadie remite a través suyo más de 3.000 euros cada tres meses.

Este límite trata de adaptarse a la situación de los inmigrantes, muchos de ellos empleados en la economía informal y con unos ingresos bajos. En la Asociación Nacional de Agencias de Envío de Dinero (Anaed), que reúne a la mayor parte de las remesadoras, consideran que la medida de Economía 'es una solución razonable'. Y añaden, 'era una cuestión pendiente desde que se aprobó, en 2005, el Real Decreto contra el blanqueo de capitales'.