Vivienda

El precio de la vivienda redujo su crecimiento al 10% en el segundo trimestre

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, ha adelantado hoy que el precio de la vivienda creció entre abril y junio a un ritmo del 10,6%, un incremento 1,2 puntos inferior al registrado en los tres primeros meses de 2006. No será hasta mañana cuando Trujillo presente el informe completo elaborado por su ministerio sobre el incremento de los precios de la vivienda.

En opinión de la ministra, el crecimiento del 10% en el valor de los inmuebles refleja un "aterrizaje suave" que camina al objetivo del Gobierno de que la subida confluya con el IPC. Trujillo ha explicado que su objetivo es que la vivienda experimente una desaceleración progresiva, para que "no afecte ni a las economías domésticas ni a la economía nacional".

Las previsiones optimistas de Trujillo contrastan con las del Servicio de Estudios del BBVA, cuyos indicios de ajuste en el precio de las viviendas no se han cumplido. En el último informe sobre el sector presentado ayer por el banco, reconocen su error al estimar la construcción de 850.000 viviendas para este año, a pesar de que los precios han subido también por encima de lo esperado. Ese aumento de la llamada burbuja inmobiliaria presagia una mayor probabilidad de un ajuste brusco, porque coincide con una moderación de la demanda y una subida de precios más fuerte, del 8%.

Transparencia contra opacidad

Para combatir la subida de los precios, la ministra ha defendido hoy con entusiasmo las virtudes de la nueva Ley de Suelo, que la pasada semana fue aprobada por el Consejo de Ministros. En su opinión, es una apuesta por la "transparencia en contra de la opacidad y especulación" que, aunque no se ha dado en todos lados, sí ha afectado a algunas zonas geográficas concretas de España, especialmente en el litoral levantino y andaluz.

A juicio de Trujillo, la norma contribuye a que exista una mayor información pública y participación ciudadana en las decisiones urbanísticas y, por tanto, mayor control sobre ellas. En este contexto, la titular del ministerio de la Vivienda ha recordado que el nuevo cuerpo legislativo reserva un margen del 25% de suelo para que sea destinado a vivienda protegida, medida que el PP se ha apresurado a calificar de "intervencionista".

La Ley de Suelo, que será aprobada en el Parlamento tras el pacto del PSOE con IU y ERC, ha sido valorada, según ha explicado la ministra, por la CEOE, que la ha considerado una norma adecuada y con medidas adecuadas. Por último, Trujillo ha recordado que el Gobierno ha movilizando 14 millones de metros cuadrados de suelo público para la construcción de vivienda protegida, y tiene comprometidos, además, a través de la Empresa Pública de Suelo (SEPES), 6 millones de metros cuadrados para 23.000 viviendas más.