Philip Vordran

'Aconsejo aprovechar las caídas para entrar en Bolsa'

Desde 1997 dirige el equipo de estrategia de la gestora suiza Credit Suisse. De sus recomendaciones depende el destino de 311.500 millones de euros de sus clientes

Philip Vondran, gurú y estratega jefe de distribución de activos de Credit Suisse, es partidario de aumentar el peso de las acciones en las carteras de los inversores. Sus mercados bursátiles favoritos son los países emergentes, Japón y Europa. Recomienda estar muy corto en bonos porque tiene miedo de la inflación, y confía en las materias primas y en el oro.

¿Cómo puede ser tan positivo con los vaivenes bursátiles que se han registrado últimamente?

No hay razones para pensar que haya una burbuja en los mercados bursátiles. Los beneficios empresariales de las compañías siguen siendo altos y tiran al alza de las cotizaciones de las acciones. El consumo continuará fuerte y el precio de las materias seguirá siendo alto. Estamos convencidos de que el crecimiento de las ganancias de las compañías se mantendrá durante 2006 y también en 2007.

'Hay que apostar por las monedas de los países emergentes y de los países con fortaleza en la producción de materias primas'

¿Cuánto piensa que se van a revalorizar los mercados?

Los mercados han subido pero, aún así, la renta variable es el activo más barato. Un alza bursátil del orden del 8% al 15% constituye una previsión realista. Nosotros seguimos apostando por una fuerte sobreponderación en Europa continental y en los mercados emergentes, donde esperamos se registre el mayor crecimiento en la coyuntura económica, así como una sólida evolución de los beneficios a medio y largo plazo. También hay que contar con Japón, cuyo atractivo reside en las ramificaciones de la situación en China y Asia. Así, los inversores japoneses comienzan a ser grandes compradores de valores en esos países. EE UU, Australia y Hong Kong no presentan valoraciones atractivas, por lo que en una cartera de renta variable recomendamos infraponderar la exposición a estas regiones.

Pero en momentos de corrección bursátil los mercados emergentes son los que más caen...

Entran los nervios y los inversores quieren consolidar ganancias. Es humano vender donde más se ha ganado, y en algunas de estas compañías se han encontrado gangas y duplicado la inversión. La gente está nerviosa pensando que pueda suceder algo parecido a 2002. Las bajadas que se han producido han venido provocadas más por factores globales que motivos locales, ya que los datos fundamentales de los países emergente reflejan su fortaleza económica. Las caídas, de hecho, representan una oportunidad para aumentar las posiciones en Bolsa. Rusia es un buen ejemplo de ello, las correcciones nos sirven para ser más positivos en este mercado en el corto y medio plazo.

¿Seguirá habiendo sobresaltos?

Hay que estar preparados para la volatilidad en mercados emergentes. En los próximos meses veremos subidas, pero no podemos olvidar que la volatilidad es una de las características de este mercado. Con todo, el binomio rentabilidad riesgo jugará a favor de esta clase de activo en el largo plazo. Mi recomendación es aprovechar las caídas para comprar.

¿Cómo ve el mercado de divisas?

Ahora hay que apostar por las monedas de los países emergentes y de los países con fuertes materias primas, para diversificar frente al euro y el dólar. Conviene recordar que hace cincuenta años las monedas fuertes eran las de las economías que dominaban las materias primas y esta situación se repetirá. La mayoría de los países emergentes del entorno europeo aceptará el euro, y creo que serán divisas estables frente a la moneda europea. El rublo ruso dará enormes beneficios, y también apuesto por el peso chileno. Además, India y China tienen problemas para comprar divisas directamente. Mantengo mi preferencia por todo tipo de inversiones en Asia, creo que serán las que más destaquen en los próximos cinco años. Otra forma de apostar por estos mercados es mediante índices o mediante compras en el sector inmobiliario. El cambio de población de zonas rurales a industriales, como ocurrió en España o Portugal, incrementa la demanda de oficinas, viviendas y materias primas. Esto sucederá en China, Pakistán, Irán, Arabia Saudí...

¿ Qué otras Bolsas van a ofrecer más oportunidades?

Los mercados más baratos son Francia, Italia, Alemania y Reino Unido, seguido de Singapur, mercados emergentes y después España. No creo que caiga el mercado español, pero se revalorizará menos que otros países europeos. Australia y Hong Kong son actualmente las Bolsas más caras.

¿Qué sectores tendrán más alzas?

Destacarán las acciones cíclicas y de crecimiento. Apuesto por el sector financiero, especialmente por la banca de inversión que se beneficiará de la ola de fusiones y adquisiciones y por el sector asegurador. Confío también en las tecnológicas y las de materias primas.

Estrategia. 'Ahorrar para pensión no es un hobby'

Para Vondran, 'los hobbys cuestan dinero' y, por eso, ahorrar para la jubilación no debe tomarse a la ligera, ni se debe invertir como en el casino. Insiste: 'Mi pensión no me la juego en un único mercado, ni en pocas compañías'.

¿Cómo recomienda preparar la jubilación?

Quiero dormir bien, y creo que el dinero de la pensión no se debe invertir según recomendaciones del vecino o con apuestas concretas, como en el casino. Recomiendo la diversificación en varios mercados. Aconsejo a los inversores que miren más allá de Europa, pues no tiene sentido mantener todas las posiciones en el mismo mercado, máxime cuando el peso en el PIB de China, India y los países emergentes está presionando a la economía y es mayor que lo que se representa en las carteras europeas. Por tanto, creo que hay que diversificar el 35% en acciones europeas, el 15% en Bolsa global, en 15% en sector inmobiliario, el 10% en acciones de mercados emergentes y otro 15% entre hedge fund, fondos inmobiliarios y bonos de mercados emergentes.

¿Cómo puede invertir el pequeño inversor en mercados emergentes?

A través de compañías europeas en las que el grueso de las ventas o la producción se desarrolla en Latinoamérica o China, como en el caso de Telefónica, Louis Vuitton, Mac Donald's, BMW, DaimlerChrysler o Siemens.

¿Cómo ve el mercado de bonos?

La gente está inquieta por la volatilidad del mercados de renta variable, pero no está nerviosa por los bajos rendimientos de los bonos, con una inflación europea en el 2,5%. Ahora hay más riesgo en el mercado de bonos que en el de renta variable.

¿Y cómo se comportarán las materias primas?

A los inversores que no deseen apostar por la renta variable les recomendamos comprar materias primas. Aconsejo títulos de empresas relacionadas con el petróleo, el gas y el oro. A los inversores no debería sorprenderles que los precios del oro sigan subiendo, como mínimo hasta finales de 2007.