Empresas

Los sindicatos instan a la SEPI a pactar la venta de los astilleros de Izar

Los sindicatos rechazaron ayer la decisión de la SEPI de vender la próxima semana los astilleros de Izar en liquidación sin el acuerdo de las centrales e instaron a la sociedad estatal a retomar la negociación para cerrar un pacto.

Las federaciones responsables del sector naval de CC OO y UGT expresaron ayer su rechazo a la decisión de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de adjudicar de forma unilateral los cuatro centros de Izar en liquidación (Gijón, Sestao, Sevilla y Manises) e instaron al holding público a apurar la negociación para alcanzar una salida pactada con los trabajadores.

De este modo, CC OO propuso retomar el diálogo para introducir modificaciones al preacuerdo que la SEPI firmó en mayo con los responsables sindicales y recordó que una venta unilateral supondría vulnerar el acuerdo que alcanzó el Gobierno con las centrales en diciembre de 2004 sobre el futuro de Izar.

Por su parte, UGT criticó que se pretenda vender los astilleros civiles públicos sin garantías para los trabajadores y sin definir los correspondientes planes industriales. Por eso, apostó por aprovechar el periodo que medie entre la adjudicación (prevista para el próximo día 18) y la aprobación del acuerdo de venta por el Consejo de Ministros para desarrollar el diálogo, incluyendo a los consorcios adjudicatarios, con el fin de lograr un acuerdo que ofrezca un futuro industrial a los astilleros y respaldo a los trabajadores.

Estas peticiones coincidieron con una nueva jornada de movilizaciones y asambleas en los centros afectados, cuyos trabajadores tienen previsto redoblar las protestas si la SEPI consuma su anuncio.

La manifestación más virulenta fue la protagonizada por los operarios del astillero de Sevilla, que cortaron la carretera de la Esclusa durante tres horas y, posteriormente, trataron de acceder por la fuerza al Ayuntamiento de Sevilla, lo que acabó en una batalla campal con la Policía Nacional que se saldó con 18 agentes heridos y dos trabajadores detenidos por un delito de atentado a la autoridad, según las Fuerzas del Orden. Los sindicatos condenaron la, a su juicio, 'desproporcionada' carga policial.

Por su parte, PNV y BNG solicitaron la comparecencia del presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, ante el Congreso de los Diputados para que explique su decisión.

Las protestas llegan a Navantia en Ferrol

El malestar laboral que se vive en los astilleros de Izar se ha contagiado a sus antiguos compañeros de la construcción naval militar en la ría de Ferrol, encuadrados ahora en Navantia, que ayer también salieron a la calle pero por otros motivos. Unos 3.500 trabajadores de la antigua Bazán y de empresas auxiliares del sector cortaron el tráfico en el acceso norte a Ferrol, lo que provocó grandes retenciones de tráfico. Tras bloquear el acceso al centro de la ciudad durante unos 20 minutos, los operarios se dirigieron las sedes del PSOE y el BNG para protestar contra la política de subcontratación del grupo público Navantia. El origen de la protesta es la decisión de la empresa auxiliar Montajes Navales Nervión de despedir el próximo domingo a los 167 trabajadores de su plantilla ante la ausencia de carga de trabajo, informa Efe.