Transporte

La salida de vacaciones se complica con nuevas huelgas en Iberia y en Renfe

Los maquinistas de Renfe afiliados al Semaf y los tripulantes de cabina de pasajeros de Iberia del sindicato Stabla continuarán la semana que viene los paros iniciados durante ésta por los pilotos del Sepla Iberia.

Los sindicatos de colectivos profesionales de distintas compañías de transportes están aprovechando los paros que realizan los pilotos de Iberia durante esta semana, para apuntarse al movimiento de huelga. Los maquinistas de Renfe afiliados al Semaf pararán el martes y el miércoles.

Por su parte, los tripulantes de cabina de pasajeros de Iberia afiliados al sindicato Stabla, han convocado jornadas de huelga para los días 16, 18 y 20 de julio. En este caso el conflicto lo plantea una parte del colectivo, más conocido con el nombre de azafatas de vuelo. El otro sindicato mayoritario, Sitcpla, no secunda el movimiento.

Entre tanto ayer se consumió la segunda jornada de huelga de los pilotos de Iberia. Los vuelos cancelados ascendieron a 240, el mismo número que el lunes. La tranquilidad y una cierta falta de actividad fueron la tónica general en los aeropuertos. Las negociaciones entre la compañía y los pilotos para intentar solucionar el conflicto no avanzaron. La única ocasión que estaba prevista para que las partes pudieran encontrarse en el día de ayer ni siquiera se celebró.

A petición del director general de Trabajo, Esteban Rodríguez, se suspendió el acto de conciliación previsto como consecuencia de la denuncia presentada por Iberia para que se declare ilegal la huelga. El encuentro, que finalmente tendrá lugar en la tarde de hoy, tiene carácter administrativo, y supone un requisito necesario antes de que la compañía pueda trasladar la misma denuncia ante la Audiencia Nacional, hecho que puede tener lugar hoy mismo.

El presidente de Iberia, Fernando Conte, aseguró ayer que la propuesta de mantenimiento de empleo rechazada por la sección sindical del Sepla garantiza 'de sobra' los puestos de trabajo de los pilotos que ahora forman parte de la plantilla.

Continúan además las voces en contra de la huelga. En esta ocasión, la Federación Españolas de Agencias de Viajes, Feaav, se ha mostrado muy indignada, ya que se están viendo especialmente afectado por los cambios, reembolsos y recuperaciones por daños que está provocando la huelga.

La CEOE también ha mostrado su 'total apoyo' a la dirección de la aerolínea, frente a una huelga que consideran 'injustificada, desproporcionada y gravemente lesiva' para la economía española. Los empresarios recuerdan que conflictos como este, no sólo generan pérdidas económicas, 'sino también en la imagen de España como destino turístico'.

También el Sepla ha conseguido que algunas voces apoyen sus reivindicaciones. Es el caso de la Asociación Española de Usuarios, Empresarios y Profesionales del Transporte Aéreo (Asetra) que ayer pidió comprensión ante las demandas de los pilotos. 'Comprensión' y 'respeto' es lo que pidieron también desde el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac), que señalaron además su deseo de que ambas partes lleguen a un acuerdo lo antes posible.

Los sindicatos de tierra se movilizan

UGT y CC OO han decido emprender acciones ante la negativa del Sepla de desconvocar la huelga. En un comunicado remitido por los sindicatos, avisaron de movilizaciones en el caso de que la huelga se mantuviera en el día de hoy. Así han anunciado la convocatoria de asambleas y concentraciones como medida de presión.

Si no hay cambios, los sindicatos de tierra mayoritarios han programado al mediodía una concentración del resto de trabajadores de Iberia hora en los aeropuertos de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca. La asamblea, de aproximadamente una hora de duración, tendrá como consecuencia la pérdida de operatividad de los aeropuertos afectados. UGT y CC OO pretenden con ello mostrar el rechazo del resto de trabajadores de Iberia hacia la huelga.

Los sindicatos mayoritarios recordaron además las repercusiones que tiene la huelga de pilotos en el salario del resto de trabajadores de tierra de Iberia. æpermil;stos tienen una parte de su salario ligado directamente a la productividad y a los beneficios obtenidos por la compañía.

El tren para los días 18 y 19

Tan sólo dos días después de que finalice la huelga de pilotos el próximo domingo, si antes no se logra un acuerdo, comenzarán otras dos jornadas de paro también en el sector clave del transporte y en los días clave de salida de vacaciones. En esta ocasión la huelga ha sido convocada por el sindicato de maquinistas de Renfe (Semaf).

Los pilotos del ferrocarril tienen previsto dejar a los viajeros en tierra los próximos días 18 y 19 de julio para protestar por la nueva legislación sobre formación de personal ferroviario que ultima el Ministerio de Fomento. El sindicato considera que el texto no presenta la formación suficiente para los futuros maquinistas.

Así, los maquinistas solicitan que los distintos profesionales del sector participen en la elaboración de esta nueva legislación, que consideran unilateral. Además, piden que el texto sirva de garantía para la seguridad del sistema ferroviario, reconozca a las profesiones relacionadas, sobre todo la de los maquinistas, y garantice la formación necesaria para ejercer con seguridad en la circulación.

Según fuentes de Semaf, la huelga está convocada desde el pasado 30 de junio cuando se comunicó a la Dirección General de Trabajo y a la Presidencia de Renfe.

En la tarde del martes, dirigentes del sindicato se reunieron con Fomento, encuentro en el que no se alcanzó ningún acuerdo. El ministerio asegura que está haciendo todos los esfuerzos para evitar el paro.