Aerolíneas

Graves retrasos aéreos a cuatro días de la huelga de Sepla-Iberia

El tráfico aéreo está sufriendo importantes alteraciones y retrasos hasta en el 40% de los vuelos, cuatro días antes de que se inicie la huelga convocada por el sindicato de pilotos de Iberia.

La red de aeropuertos españoles y el tráfico aéreo sufren durante las dos últimas semanas importantes alteraciones de puntualidad. Aunque la empresa pública propietaria de la red de terminales, AENA, no ofrece datos concretos, fuentes de las aerolíneas han asegurado que el índice de vuelos que despegan en el horario previamente programado se ha visto reducido a niveles inferiores al 60% en los principales aeródromos.

El grave deterioro de la puntualidad se ha producido coincidiendo con los preparativos de la huelga de pilotos de Iberia, que comenzará el próximo lunes día 10 de julio. Los paros se mantendrán hasta el domingo 16. El sindicato de tripulantes que convoca la protesta ha asegurado que la mantendrá en fechas sucesivas si no consigue su objetivo de impedir que Iberia renuncie a participar en el proyecto de la aerolínea de bajos costes, Catair.

Fuentes del Sepla han negado categóricamente que las incidencias que se vienen produciendo en el tráfico aéreo se deban a una postura de falta de colaboración por parte del colectivo de pilotos. Recordaron que el sindicato se ha comprometido a respetar las reglas del juego en lo que afecta al respeto de los servicios mínimos 'porque lo único que pretendemos es ejercitar nuestro legítimo derecho a la huelga'.

Diferentes fuentes consultadas señalaron que la degradación de la puntualidad en el tráfico aéreo durante la última quincena tiene mucho que ver con 'el fuerte incremento que han sufrido el número de vuelos en la red aeroportuaria como consecuencia del inicio de las vacaciones'.

A este hecho se ha sumado la coincidencia de varias jornadas con una componente de viento desfavorable en el principal aeropuerto español, el de Madrid-Barajas, y diversas regulaciones del tráfico en el Mediterráneo por problemas de control de tráfico en Europa.

Las fuentes citadas mostraron su pesimismo sobre la situación que pueda crearse a partir del lunes en los aeropuertos españoles. Si los retrasos se han disparado sin que haya causas laborales que lo provoquen, vaticinaron, la situación de caos está asegurada cuando comiencen los paros de los pilotos, incluso si respetan los servicios mínimos.

La primera reunión concluye sin acuerdo

Fernando Conte, presidente de Iberia, y Bernardo Obrador, presidente del Sepla, se reunieron el martes por la noche de manera informal, aunque no consiguieron llegar a ningún acuerdo para que los pilotos desconvoquen su huelga. Un portavoz del sindicato aseguró que se espera que en las próximas horas pueda haber nuevos contactos, aunque expresaron sus dudas de que pueda alcanzarse algún tipo de solución. Por otra parte fuentes de Iberia señalaron que el detalle de los vuelos que se cancelarán, al menos en los primeros días del paro, se conocerá 'de forma inmediata'.

Diversos pasajeros de la compañía se han quejado de la tardanza en dar a conocer los servicios que se cancelarán: 'no podemos cambiar los billetes porque son baratos, pero es muy posible que los vuelos nunca se realicen'.