Despidos

Trabajadores de Braun retienen a abogados y a directivos de la empresa

Dos abogados de Braun y algunos de sus directivos han sido retenidos este mediodía por trabajadores que fueron despedidos por la multinacional alemana,según ha informado el bufete Garrigues, al que pertenecen los letrados. La retención se ha producido tras presentar la empresa su última oferta respecto a las indemnizaciones a los empleados despedidos.

Dos abogados de Braun y algunos de sus directivos han sido retenidos este mediodía por trabajadores que fueron despedidos por la multinacional alemana,según ha informado el bufete Garrigues, al que pertenecen los letrados. La retención se ha producido tras presentar la empresa su última oferta respecto a las indemnizaciones a los empleados despedidos.

Los trabajadores de Braun quieren así protestar por la oferta que consiste en indemnizaciones de 45 días por año trabajado, con un máximo de 31 mensualidades para los despedidos a raíz del cierre de la factoría, que emplea a unos 700 trabajadores. Los asesores legales y directivos se encuentran retenidos desde las doce horas, cuando acabó la reunión negociadora con el comité de empresa.

Acción espontánea

La retención de los abogados se produjo por parte de trabajadores del turno de mañana, a los que se han sumado buena parte de los trabajadores del grupo de tarde, todo ello como consecuencia de una acción espontánea, según han informado fuentes sindicales.

Uno de los abogados del bufete mencionado ha explicado que los trabajadores concentrados a la puerta de la sala no han mostrado actitudes violentas, y que los retenidos han preferido permanecer en la estancia y avisar a la policía por el temor a un enfrentamiento con los empleados. Por otra parte, fuentes de CCOO han puntualizado que en el interior del edificio,situado en Esplugues de Llobregat (Barcelona) se han concentrado medio centenar de personas repartidas en diferentes plantas, mientras que en el exterior del recinto hay otros 300 trabajadores.

Otras fuentes sindicales hablan de un pequeño grupo de trabajadores concentrados en señal de protesta pero que en ningún momento han impedido la salida a los abogados y a los directivos.

Presencia policial

Varias dotaciones de agentes antidisturbios de la Policía Nacional han acudido a la fábrica pero no han llegado a entrar en el edificio. Según fuentes policiales se encuentran negociando con representantes de los trabajadores para que depongan su actitud y permitan la salida de los directivos de la empresa y sus asesores.

La Policía ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado para que dicte la orden de entrada y desalojo de la empresa. La protesta se ha originado poco después de las diez de la mañana y tenía como objeto negociar con los representantes sindicales una nueva propuesta del plan social,que fijará las indemnizaciones para los 761 trabajadores que serán despedidos por el cierre de la fábrica.

Miembros del comité de empresa han comunicado a los responsables de la Policía que la situación no está sus "manos" y opinaron que la fábrica es ahora "una olla hirviendo". Mientras tanto, los trabajadores han convocado una manifestación para mañana con el fin de cortar la Diagonal de Barcelona y así seguir las protestas contra el cierre de la fábrica.