Economía

El IEE advierte de que la inmigración dejará de tirar de la economía en los próximos años

El crecimiento de la economía española vivirá en los próximos años una suave desaceleración, según el informe semestral del Instituto de Estudios Económicos (IEE). La subida de los tipos de interés y la menor afluencia de inmigrantes llevarán tasas de crecimiento más moderadas. Arturo Gil, presidente del instituto, explicó ayer que buena parte del tirón económico de los últimos años se ha debido al flujo de inmigrantes, que ha elevado la población en más de cuatro millones de personas en apenas cinco años. 'Los flujos se atenuarán en los próximos años, con el consiguiente efecto en la demanda', vaticinó.

El informe de coyuntura del IEE señala que la economía crecerá este año un 3,2%, y el año próximo, un 3%. Las subidas de tipos de interés que está decretando el Banco Central Europeo se dejarán notar en el segundo semestre, cuando 'se moderarán el consumo y la construcción'. Pese a ello, a juicio de Juan Iranzo, director general del IEE, el auge de la construcción se mantendrá 'siempre que lo haga el empleo'. En cualquier caso, las previsiones del propio instituto reflejan un menor incremento constructor este año (5,5%) y el próximo (4,5%) que en 2005 (6%).

Iranzo afirmó que la economía española sufre dos desequilibrios fundamentales: el exceso de inflación y el déficit comercial. Ambos, según él, responden al mismo problema: la falta de ahorro de la economía. Esta limitada propensión lleva a que el consumo tire de los precios (elevando la inflación), y hace necesario el recurso al exterior para financiar el crecimiento de la economía (elevando el déficit comercial).

Respecto a las iniciativas legislativas de los últimos meses, Gregorio Izquierdo, director de análisis del IEE, encuentra positiva la reforma del Impuesto de Sociedades 'si es que finalmente se mantienen las deducciones por reinversión y por I+D'. En cambio, la reforma del IRPF le parece contraproducente 'porque desincentiva el ahorro, al elevar el tipo de las plusvalías y endurecer las condiciones de deducción de los planes de pensiones'. El IEE encuentra poco ambiciosa la reforma laboral, y aboga por generalizar los contratos indefinidos con indemnización máxima de 33 días.