Fusión

La Bolsa alemana propone a la española negociar una fusión

La CNMV dio el visto bueno ayer a la salida a Bolsa de BME, que se estrenará en el mercado el 14 de julio, con unas cautelas poco habituales. En el folleto de la OPV se subraya que BME recibió el 30 de mayo una propuesta de Deutsche Börse para negociar de cara a una fusión.

La Bolsa alemana planteó hace menos de un mes una fusión con BME, sociedad rectora de los mercados españoles. Así lo recoge el folleto de la OPV de BME, aprobado ayer por la CNMV. La Bolsa española, cuyo consejo de administración no conoció la propuesta -enviada por carta- hasta el 15 de junio, ha pospuesto cualquier decisión hasta terminada la salida a Bolsa.

El acercamiento de Deutsche Börse se enmarca en el proceso de integración de los mercados europeos, iniciado con la posible fusión entre Euronext y NYSE, operación a la que Deutsche Börse ha respondido con una opa sobre Euronext. La iniciativa alemana es, según el folleto, unilateral, y BME no mantiene en este momento negociaciones con ningún operador.

Más allá de la posible fusión de BME con Deutsche Börse, la OPV de la Bolsa española está ya en marcha. Hoy se pueden pedir acciones y la sociedad cotizará en Bolsa el 14 de julio. Se colocará un tercio del capital; un 30,07% en la OPV y otro 3% a través del green shoe. El 40% de la oferta se dedica a inversores extranjeros, el 30% a institucionales españoles, el 29,84% a particulares y el 0,16% a empleados.

El rango orientativo de precios es el ya comunicado el viernes pasado, de 26,3 a 33,5 euros por acción, que valora la compañía entre 2.199 y 2.801 millones de euros. La CNMV señala, a este respecto y ciñéndose, según su propio comunicado, a su ámbito estricto de competencias, que el consejo no entra a valorar el hecho de que la banda de precios 'no se haya basado en una valoración de experto independiente'.

Buen gobierno

Tampoco comenta la decisión de BME de no aplicar la totalidad de las recomendaciones del código de buen gobierno para las empresas cotizadas. Manuel Conthe y el Banco de España han pedido a BME que siga estas pautas y nombre al menos un tercio de consejeros independientes.

Sobre los riesgos del negocio, la CNMV considera que el folleto describe de forma suficiente el efecto sobre BME de los cambios normativos en ciernes y la situación de los mercados, pero aconseja a los inversores interesados en adquirir acciones de la compañía 'leer con atención' el folleto.

La CNMV también comunicó el régimen especial de participaciones significativas al que estará sometida BME. La CNMV podrá vetar las compras de paquetes accionariales que se consideren significativos, que serán aquellos que hagan que n a entidad supere el 1%, 2%, 3%, 4%o 5% en BME, así como porcentajes múltiplos de cinco hasta el 75%. Estas compras deberán ser comunicadas al supervisor, que dispondrá de distintos plazos para vetarlas.

Los riesgos asociados a la operación

Regulación

Además de los riesgos derivados de la directiva MiFi, el folleto de la OPV avisa del peligro que supone para BME que las actividades a las que se dedica estén fuertemente reguladas y, concretamente, del peligro de que la Comisión Europea tome medidas dirigidas a separar las actividades de compensación de valores y de compraventa, realizadas ambas por BME.

Consolidación

Las alianzas entre empresas que se dedican al mismo negocio que BME, como Euronext, NYSE o Deutsche Börse, podrían provocar un aumento significativo de la competencia. Según el folleto, estas operaciones pueden contribuir al aislamiento de BME. La sociedad está en contacto con los operadores, algunos de los cuales se han interesado por el papel de BME en este contexto.

Directiva Mifi

La normativa europea supondrá profundos cambios en la industria y podrá intensificar la competencia para BME. Suprime la concentración de órdenes que obliga a ejecutar operaciones de compraventa de acciones cotizadas en la Bolsa. Permite elegir a los operadores un sistema distinto a Iberclear y permite a los operadores tener acceso remoto a mercados y sistemas.

Concentración

La mayoría del negocio y de los beneficios de BME se derivan sólo de dos unidades de negocio, la de contratación de valores de renta variable y la de compensación y liquidación. Contribuyen con el 66% de los ingresos y el 72% del beneficio. Además, la mayoría de los ingresos se producen en operaciones sobre un bajo número de emisores, según el folleto de la OPV.